Este jueves se realizará una ceremonia en Misano

El Circuito de Misano Marco Simoncelli acogerá este jueves un bonito homenaje al malogrado piloto italiano, ya que se retirará oficialmente el icónico número 58 que lució en el carenado de todas sus motos en el Campeonato del Mundo.


El próximo 23 de octubre se cumplirán cinco años del fatídico accidente en el que Marco Simoncelli perdió la vida en el circuito de Sepang. El añorado piloto italiano ha recibido múltiples homenajes en todo este tiempo, varios de ellos en un circuito de Misano que en 2012 fue bautizado con su nombre. Dos años más tarde, esta vez en Mugello, Marco fue nombrado Leyenda de MotoGP, y esta semana se cerrará el círculo en las horas previas al GP de San Marino retirando oficialmente el dorsal 58 de la parrilla de la categoría reina.

Justo antes de la rueda de prensa oficial de la decimotercera cita del año se realizará una ceremonia en la que Carmelo Ezpeleta, Consejero Delegado de Dorna, hará oficial la retirada del número 58, el mismo que Marco Simoncelli llevó en todas las motos con las que compitió en el Campeonato del Mundo, a excepción de la que llevó en su único wild-card (Brno 2002), una Aprilia en la que portó el 37.

Desde su debut oficial en el Mundial de 125cc, que llegó en 2003, el 58 se convirtió en la seña de identidad de Marco Simoncelli. Lo mantuvo en todas las categorías hasta 2011, año de su trágico accidente en Malasia. Este dorsal es ya todo un icono en el mundo del motociclismo y nadie más podrá llevarlo en la categoría reina. El último que lo hizo fue Loris Capirossi en el día de su retirada en el GP de Valencia 2011 como homenaje a “SuperSic”.

¿Quieres saber cómo nació la historia del número 58? Paolo Simoncelli, padre de Marco, nos lo cuenta en esta emotiva entrevista

 

Entrevista-Paolo-Simoncelli-03