Dani Pedrosa y Marc Márquez, satisfechos con el nuevo motor

Al contrario que en las últimas pretemporadas, Honda arranca los test invernales con mejores sensaciones. Tanto Dani Pedrosa como Marc Márquez están contentos con el rendimiento del nuevo motor y de hecho el de Castellar del Vallés ha sido el más rápido en la primera jornada.


El 2018 empieza bien en el seno de HRC. La marca del ala dorada empezó sus vacaciones antes que nadie con sus pilotos oficiales, dejando claro que los cimientos de cara a este año estaban bien puestos. Las sensaciones de Pedrosa y Márquez con el nuevo prototipo fueron buenas desde el inicio, aunque en Valencia no pudieron extraer conclusiones suficientes.

En Sepang, ambos pilotos han vuelto a subirse a la Honda RC213V de 2018 y los dos han podido confirmar que el feeling de la primera toma de contacto era totalmente correcto. Después de tres años difíciles en lo que se refiere al desarrollo del motor, parece que en Honda han conseguido dar con la tecla o que al menos están más cerca que nunca de conseguirlo.

Pedrosa ha acabado con el mejor tiempo de la primera jornada, quedándose a sólo dos décimas de la pole que hizo en octubre en Sepang, a pesar de que sólo han podido rodar en buenas condiciones durante las tres últimas horas del día. El resto del tiempo ha estado marcado por la lluvia y por las dificultades de drenaje que tiene la pista malasia desde que fue reasfaltada. Por su parte, Marc Márquez ha terminado en la séptima posición, pero sin centrarse en marcar un registro, sino solamente en ir acumulando información después de haber probado tres motos diferentes.

Un punto de partida mejor que en los últimos años


Pero lo más importante, más allá de los resultados, es que los dos pilotos oficiales coinciden en el buen potencial que tiene el nuevo motor. Dani Pedrosa confirmó que el nuevo motor aporta mayor potencia, más velocidad y mejores sensaciones, haciendo que la moto sea más estable y que, por ende, el desgaste de los neumáticos también sea menor. El de Castellar del Vallés ha probado tres especificaciones diferentes del nuevo motor y ha acabado satisfecho. Las próximas jornadas le servirán para probarlo en profundidad: «Me he sentido bien desde el inicio. Por la tarde, cuando la pista se ha secado, el asfalto ha ido mejorando vuelta tras vueltas y eso ha sido positivo por la cantidad de pruebas que teníamos que hacer. Teníamos tres motos, con la misma configuración pero distintos motores. Básicamente hemos trabajado en este aspecto, intentando obtener tanta información como fuera posible y las sensaciones con cada una de las especificaciones, uno de los principales objetivos que teníamos para este test. Todavía hay puntos en los que tenemos que trabajar y probar, para entenderlos mejor. También necesitamos completar más vueltas con neumáticos gastados, porque hoy no hemos hecho tandas largas. Por supuesto, todavía estamos en una fase inicial, pero de momento las sensaciones son buenas», confirmaba Pedrosa.

En lo que respecta a su compañero de box, las sensaciones son muy parejas a las de Dani. En su caso, ha utilizado el motor de 2017 y luego se ha centrado en probar dos especificaciones del nuevo, lo que le ha dejado con buen sabor de boca. Admite que la base del motor es mejor: «Estoy bastante contento de cómo hemos empezado, porque he estado trabajando con tres motos diferentes equipadas con distintos motores, uno del año pasado y dos con especificaciones nuevas, así que ha sido un día intenso. Hemos tenido que ajustar muchas cosas, lo que es normal, pero por el momento parece que el nuevo motor es mejor. Por supuesto, tenemos otros dos días en los que seguir mejorando la puesta a punto y mantener nuestro trabajo en el motor, la electrónica, la aerodinámica, etc. Sólo ha sido el primer día y las sensaciones y el ritmo ya son positivos», comenta el Campeón del Mundo.

Después de haber sufrido en las últimas pretemporadas, parece que Honda está preparada para enderezar el camino mucho antes que en los años anteriores. El nuevo motor convence a sus dos pilotos oficiales y el comportamiento que ofrece la moto también. HRC mantiene la línea ascendente en el apartado técnico desde el segundo tercio de 2017 y quiere volver a aportar a sus pilotos el mejor paquete de la parrilla de MotoGP, algo que no consiguen desde 2014.