Conocemos de cerca el lubricante WORKS desarrollado por KYMCO y Repsol

KYMCO nos ha invitado a su nuevo concesionario de Madrid, situado en pleno barrio de Salamanca, para conocer en primera persona los detalles del aceite sintético WORKS específico para scooters.


Durante la jornada pudimos contar con la presencia de Carlos Wang, director general de Motocicletas de KYMCO España, que nos contó cómo nació y se desarrolló este nuevo lubricante. WORKS es el resultado de una colaboración entre Repsol y KYMCO (siglas presentes en el nombre WORKS), que han trabajado mano a mano para la elaboración de un aceite sintético de gama alta pensado para los motores de scooter.

Así pues, KYMCO ofrece una garantía de mantenimiento de sus scooters con un producto diseñado especialmente para sus motores y que su director no duda en definirlo como uno de los mejores aceites del mercado.

Wang le dio la palabra a José María Sanjuan, director técnico de KYMCO España que, con un motor abierto, pudo explicarnos en vivo y en directo cómo es el funcionamiento interno de un motor de scooter. Éstos trabajan con un volumen de aceite de 1 L aproximadamente, frente a los 2 L de una moto o 4 L de un coche. Esto exige que los aceites sean de calidad para que el motor se fatigue lo menos posible.

Además, estos motores funcionan a más revoluciones y temperatura que uno de moto o coche, por lo que un buen aceite refrigera y cuida más el motor. En resumen, al aceite de un scooter se le somete a unas condiciones más duras que en motos o coches, por lo que demandan un lubricante de calidad, resistente a la oxidación y 100% sintético. Con estas exigencias, han desarrollado este nuevo aceite WORKS con una viscosidad SAE 10W40 que cumple además con las máximas certificaciones (API SN y JASO MA-2).

Por otro lado, Tomás Pérez, Technical Advisor de Lubricantes de Repsol, nos comentó que el lanzamiento de la nueva gama de lubricantes de Repsol ha proporcionado una base de conocimiento que ha sido clave para el desarrollo de WORKS en un tiempo récord de tan solo 300 horas de trabajo realizadas por 14 especialistas en el Technology Lab de Móstoles (Madrid), el centro a la vanguardia de mundial en I+D+i.

Tras meses de ensayos, han conseguido un aceite con una viscosidad óptima para conseguir un menor coeficiente de fricción interna que reduce los rozamientos, minimiza los desgastes, aprovecha al máximo su potencia y alarga la vida del motor de los scooters, siendo además apto para todas las variantes de motores que ofrece la marca KYMCO, así como en el resto de scooters del mercado.

Este nuevo lubricante WORKS está disponible en exclusiva en toda la red de talleres oficiales KYMCO de España en botes de 1 L por 11,50 euros + IVA.