El Ayuntamiento de Madrid propone una nueva solución a la DGT

El Ayuntamiento de Madrid junto a Manuela Carmena, están de acuerdo en dar forma al proyecto de un nuevo carnet A3 que sería necesario para zonas urbanas restringidas por planes anti-contaminación.


El Ayuntamiento de Madrid trabaja junto a la DGT para instaurar un nuevo carnet denominado A3 con vistas a los nuevos planes anti-contaminación que exige la normativa europea. Manuela Carmena está al frente de esta nueva iniciativa que obligaría a todos aquellos que circulen por el núcleo urbano de una ciudad a sacarse dicho carnet. Se trata de una licencia cuyo trámite será expedido por las propias autoescuelas, pero con examen práctico.

La DGT no ha dado mucha información aún al respecto, pero constará de una prueba práctica donde se examinará el nivel de conducción eficiente. Esta prueba se realizará mediante un medidor de CO2 instalado en el sistema de escape y mostrará si se logra una conducción eficiente en base a los niveles de emisiones. La DGT permitirá a las propias autoescuelas realizar este examen, pero los datos registrados por el detector de CO2 (un sistema similar al de las ITV) serán enviados al ayuntamiento, y este, en base a sus baremos de contaminación y población, establecerá si se es apto o no apto. El nuevo carnet A3 se aplicaría primero en la ciudad de Madrid, que ya cuenta con un plan de anti-contaminación instaurado, pero la DGT anuncia extenderlo en 2020 a diferentes ciudades como Valencia o Barcelona.

Aunque es muy pronto para avanzar este aspecto, los responsables de esta iniciativa quieren destacar que el coste de este nuevo carnet será inferior al trámite que supone el carnet A, solo que será obligatorio para todos los usuarios de motos indiferentemente el carnet que tengan. La idea es instaurarlo entre los usuarios de las motos para analizar su eficacia y estudiar su aplicación a los conductores de automóvil, especialmente los profesionales del transporte.

No solo se trata de una medida restrictiva, sino que en este plan se estudia premiar a los conductores más eficientes con rebajas fiscales como por ejemplo en el impuesto de circulación, algo que los responsables quieren destacar haciendo énfasis en el carácter cívico y sostenible de esta medida. Manuela Carmena pretende ser un ejemplo con esta nueva iniciativa para ciudades de todo el mundo.

.......

.....