Se han batido los récords en las tres categorías

Después de la primera jornada de entrenamientos libres en Silverstone, los pilotos coinciden en el buen trabajo que se ha realizado esta vez con el reasfaltado del trazado británico después de la debacle del año pasado. «En 2018 los criticamos, pero ahora les tenemos que felicitar», dice Márquez. «Las sensaciones son buenísimas», añade Viñales.


Tras la bochornosa cancelación de las carreras en 2018 por culpa de un reasfaltado que drenaba muy mal el agua en condiciones de lluvia, a los organizadores de Silverstone no les quedó más remedio que ponerse manos a la obra y volver a asfaltar el trazado británico.

La primera prueba de fuego llegó en verano con la Fórmula 1 y las sensaciones que dejó no fueron del todo positivas. Por lo general, los pilotos de F1 hablaron de que la nueva superficie ofrecía un buen agarre, pero dejaron en entredicho la seguridad de algunas curvas como la 6 y la 9. De hecho, Daniel Ricciardo aseguró que la curva 6 «aún está muy bacheada en algunas zonas. No creo que les vaya a gustar a los pilotos de MotoGP, se enfadarán», comentó el australiano.

El precedente del año pasado aún colea. No sólo porque en lluvia se tuvieron que cancelar las carreras, sino porque además en condiciones de seco el asfalto aún tenía muchos baches que ya fueron objeto de crítica de los pilotos tras los entrenamientos del viernes. Si a todo esto se le suma que los comentarios previos no eran muy positivos, antes del Gran Premio volvían a existir dudas sobre el estado de la pista.

Sin embargo, las sensaciones de este viernes tras la primera jornada de entrenamientos es que en esta ocasión los trabajos que se han hecho sobre el asfalto sí que han sido los correctos. En Moto3, Tony Arbolino ha roto el récord del circuito ya en la primera sesión de libres con un registro de 2:12.008, en Moto2 ha sido Jorge Navarro el que ha hecho lo propio en el FP2 con un tiempo de 2:04.993 y en MotoGP Fabio Quartararo ha pulverizado el crono en más de medio segundo, dejando el nuevo récord absoluto de la pista en un 1:59.225.

Marc Márquez dejó el año pasado una célebre frase para el recuerdo («No sé si habrá cobrado el que hizo el reasfaltado») después de la primera jornada de entrenamientos, pero esta vez ha sido uno de los pilotos que más satisfechos han quedado con el resultado de la pista: «El asfalto ya desde la primera vuelta todos lo hemos notado mucho respecto al año pasado. En 2018 criticamos el asfalto, pero esta vez les tenemos que felicitar porque han hecho un gran trabajo y, como consecuencia, los tiempos se bajan. Es el principal factor de por qué se ha ido tan rápido hoy y mañana seguramente se verá algún 1:58 en la Q2 si hace buen tiempo», explicaba el líder del campeonato.

Además, Márquez añadía que pese a tratarse de un asfalto nuevo, no es abrasivo y no perjudica en cuanto al consumo de los neumáticos: «No es excesivo. Esperábamos que fuese mucho más abrasivo y que se gastaran mucho más. De hecho, el consumo del neumático es muy similar a otra pista, como Austria o Brno. Esto ayuda de cara a la carrera a que dos o tres opciones de neumáticos sean válidas para finalizar la carrera».

Maverick Viñales, que ha acabado la jornada tercero y como uno de los pilotos con mejor ritmo, también terminaba bastante satisfecho con lo que se han encontrado este viernes con el nuevo asfalto: «La sensación es buenísima. Al final, cuando hay agarre todo el mundo está contento. Es una pista en la que antes se sufría mucho con poco grip y muchos baches, que era una combinación muy mala. Desde la primera vuelta ya hemos podido rodar muy fácil en 2:01 bajos, tiempos rápidos, lo que quiere decir que la pista ha mejorado un montón», explicaba el de Yamaha.

Eso sí, Viñales también apuntaba que sigue habiendo zonas con baches pronunciados, aunque la situación ha variado sustancialmente respecto a los últimos años: «Todavía quedan algunos baches muy agresivos, pero bastantes menos de los que había antes». Sobre esto también abundaba Jorge Lorenzo: «En mi caso lamento que en las dos últimas curvas, tanto en las aceleraciones como en medio de la última curva hay baches bastante grandes que hacen que se mueva mucho la moto. Pero aparte de esas dos curvas, el resto del circuito está muy poco bacheado y con mucho agarre».

No en vano, el balear, último este viernes y poleman el año pasado en la carrera que nunca se disputó, también cree que se ha hecho un buen trabajo con el reasfaltado: «Creo que está bien. Se cambió para tratar de evitar que se acumulase el agua encima de él en caso de lluvia, pero en seco y con buena temperatura los tiempos han sido rápidos en las tres categorías».

Falta conocer el drenaje en condiciones de lluvia, motivo por el cual se cancelaron las carreras (en seco también hubo bastantes quejas por los baches), pero no se espera en esta ocasión que llueva durante el fin de semana. Sea como fuere, parece que esta vez sí, Silverstone ha pasado con nota el examen del reasfaltado.