¿Será el fin de Norton?

Norton arrastra problemas económicos que han provocado el concurso de acreedores. La empresa recuperada por Stuart Garner pasa a ser administrada por una consultora.


No ha habido que esperar mucho para que las malas noticias se precipiten. Norton ha entrado en concurso de acreedores, lo que puede ser el final de una etapa que se inició en 2008 cuando el emprendendor Stuart Garner recuperó la marca. Norton es una de las firmas de motos más icónicas del Reino Unido, nacida en 1898, y que se convirtió en un referente en competición y diseño a lo largo de todo el siglo XX. Durante esos 122 años, la marca ha pasado por muchas manos aunque en los noventa se vio abocada a la desaparición.

Tras este retorno a la producción y a la competición en 2008 (recordemos sus participaciones en el TT de la Isla de Man los últimos años), parece que la marca ha acumulado una deuda de unas 300.000 libras y, tras el silencio de Stuart Garner y de la propia empresa durante las últimas semanas, se confirma que la consultora BDO tomará la gestión de Norton Motorcycles a partir de ahora además de otros negocios de Garner como el hotel Priest House del Donington Hall (sede de Norton).

¿Y ahora qué? BDO se encargará de llevar una estrategia en la que minimizar los daños a todas las partes (clientes, trabajadores, proveedores...) y poder llegar al 12 de febrero con los deberes hechos, fecha límite para pagar lo que se debe. De lo contrario, la empresa se disolverá. ¿Será el adiós definitivo de una marca legendaria?

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home