Nico Terol volverá a la competición con el Openbank Ángel Nieto Team

Después de poner punto y aparte a su etapa en el mundo de la competición al inicio de 2017, Nico Terol vuelve a la carga (nunca mejor dicho) con el estreno de la Copa del Mundo MotoE. El piloto valenciano, Campeón del Mundo de 125cc en 2011, disputará el certamen de las motos eléctricas con el Openbank Ángel Nieto Team.

El equipo que dirige Jorge Martínez «Aspar» se ha presentado este martes en Madrid y, tras la puesta de largo, Terol ha atendido a MOTORBIKE MAGAZINE para contarnos sus sensaciones antes de los test de Valencia de la próxima semana y antes de arrancar la primera temporada de la historia de MotoE.


Regreso a la competición de la mano de «su» equipo, el Ángel Nieto Team, con el que fue Campeón del Mundo de 125cc hace ocho años y en el que ahora dirige el Junior Team: «Estoy muy ilusionado y contento por tener esta oportunidad, y más con un equipo con el que hemos conseguido tanto juntos. Es un equipo con el que he crecido mucho como piloto y en el que ahora estoy trabajando también con el Junior Team, algo de lo que estoy disfrutando de una forma increíble. Y ahora, vuelta a la competición»

La toma de contacto con las 24 Horas de Le Mans, una buena forma de coger ritmo: «Me vino muy bien. Me ha subido mucho la moral, porque al poder correr las 24 Horas vi que el nivel era muy bueno respecto a los otros pilotos, vi que fui muy rápido y con buen ritmo, y esto me ha subido la autoestima. Después de un año y medio parado, me ha venido muy bien para decir: «Estoy ahí»».

Para un piloto que ha competido en 125cc, Moto2, Supersport, Superbike y Resistencia… ¿Es muy radical el cambio al subirse a una MotoE?: «Es radical. Pesa mucho, tiene muchas inercias y es un poco rara la frenada. Pero una vez inclinas, se lleva mucho mejor y el peso no se nota tanto. Todo es cuestión de habituarse, anticiparse bien la frenada y entender bien cómo pararla, pero es diferente a todo. Una vez inclinas y pilotas, al final todas son motos. ¿A qué moto se asemejaría? Es la que más se diferencia de todas».

El peso (alrededor de 260 kg), el principal hándicap de la MotoE: «Para mí, lo principal que tienen que quitar es un poco de peso. En cuanto a lo demás, es una moto muy divertida. Es una sensación muy chula la de dar gas y comprobar cómo acelera, y también automática… Es más divertida de lo que parece, no te aburres».

Unos neumáticos con muy buen grip: «El delantero es el mismo y en el trasero no sé exactamente qué cambia, pero son más o menos como los de MotoGP. No había probado nunca los Michelin y la verdad es que hay mucho agarre. Los de agua me sorprendieron mucho cuando hicimos el test».

Tras el incendio que destruyó toda la infraestructura en Jerez, se modificó el calendario. La temporada acabará en Valencia y tendrá un test allí, en ‘la casa’ de Nico: «Para mí es muy positivo poder hacer test y correr en Valencia, un circuito en el que tengo tan buenos recuerdos. Dentro de lo malo, en mi caso ha salido perfecto».

Cuando confirmó su llegada a MotoE, se ponía el título como objetivo. ¿Han variado las metas tras los test en noviembre y marzo?: «Es difícil. Como objetivo, yo siempre quiero ganar, pero también me he dado cuenta de que hay mucho más nivel del esperado y mi objetivo es divertirme. Si acabo luchando delante y dando el 100%, estaré encantado. Que acabo el 10º dando el 100%, encantado. El objetivo es darlo todo y estoy seguro de que haremos grandes cosas».

Su experiencia dirigiendo al Junior Team de «Aspar» y ‘viendo los toros desde la barrera’, valiosa a la hora de trasladarlo a la pista: «Desde fuera aprendes mucho más. Hay veces que los pilotos queremos hacer modificaciones en algunos momentos que igual no son justas; igual la pista no está rápida y quieres hacer cambios en la moto… y viéndolo ahora todo esto desde fuera me he dado cuenta de que yo también era así. O también momentos en los que me venía abajo y me costaba recuperarme. Ahora cuando se han venido abajo mis pilotos, ves cómo se le puede dar la vuelta si sigues luchando. Son detalles que percibes cuando tus pilotos están en esas situaciones. Puede ser una ayuda, porque también aprendes».