El piloto italiano ha ampliado su contrato con la firma de Mattighofen para las próximas tres temporadas, en las que buscará ampliar un palmarés que ya cuenta con ocho títulos mundiales.

2015 supuso un punto de inflexión en la trayectoria de Tony Cairoli, que cedió el trono de la categoría reina del Mundial de Motocross después de seis títulos consecutivos, los cinco últimos en las filas de KTM, a los que hay que sumar los dos que consiguió anteriormente en MX2. Una lesión en la muñeca a mitad de la pasada temporada acabó con sus aspiraciones para retener el campeonato, por lo que afronta este 2016 con el objetivo de devolver a lo más alto y destronar al binomio Yamaha-Febvre.

El ocho veces campeón del mundo, punta de lanza del proyecto de KTM en MX desde su fichaje en 2010, ha renovado con la marca austriaca hasta finales de 2018. Prolonga así una unión de la que ambas partes buscarán sacar nuevamente el máximo provecho, como ya hicieron de 2010 a 2014. El italiano de 30 años desvelaba este acuerdo por medio de sus redes sociales.

Por el momento, el primer reto de Cairoli será recuperarse a tiempo para el inicio del Mundial de MXGP, que tendrá lugar el 27 de febrero en Qatar, después de sufrir la fractura de dos costillas hace dos semanas cuando entrenaba para preparar la temporada 2016. Este fin de semana tendrá la oportunidad de probarse en Ottobiano, escenario de la tercera cita del campeonato italiano de motocross.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *