La MV Agusta F2 completó 83 vueltas con Lorenzo Lanzi

MV Agusta rodó en MotorLand Aragón con el prototipo de su F2, la moto con la que debutarán el próximo año en Moto2 y con la que regresan al marco del Campeonato del Mundo tras más de cuatro décadas de ausencia.


Una vez terminado el GP de Aragón, varios equipos de Moto2 y Moto3 permanecieron en MotorLand para realizar un test privado que en algunos casos sirvió para preparar el final de temporada, y que en otros tuvo como objetivo trabajar de cara a 2019.

La próxima temporada comenzará una nueva era en la categoría intermedia con la llegada de Triumph como suministrador único de motores. La marca británica pondrá en pista un tricilíndrico de 765cc derivado de la Street Triple que sustituirá al propulsor de la Honda CBR600RR, modelo que desde 2010 había monopolizado la categoría intermedia.

Este cambio ha incitado a algunas marcas a entrar en el Mundial de Moto2, ya que la categoría parte prácticamente de cero. MV Agusta es una de las firmas que ha apostado por estar el próximo año, en cuyo caso supone un regreso al Campeonato del Mundo tras más de cuatro décadas de ausencia.

La mítica firma italiana, una de las más laureadas de la historia, ya ha desarrollado su propio chasis para Moto2, donde desembarcarán en 2019 enrolados con el equipo Forward Racing. El primer prototipo de la MV Agusta F2 -nombre que ha recibido la montura de Moto2- ya ha sido probado en pista y fue precisamente en los test privados de MotorLand Aragón donde se realizó esta toma de contacto.

Fue el veterano Lorenzo Lanzi el encargado de ejercer de probador y completó un total de 83 vueltas, consiguiendo un mejor tiempo de 1:56.4 en una jornada marcada por el fuerte viento. El giro más rápido que ha hecho una Moto2 en MotorLand Aragón es un 1:52.232 que Tito Rabat hizo en 2015.

«El trabajo del equipo se centró principalmente en la geometría de la moto, y los comentarios generales son muy positivos, ya que los datos recopilados nos han proporcionado una excelente base. El proyecto es bastante joven y aún no ha crecido, pero en general el día debe considerarse satisfactorio, con buenas ideas sobre el trabajo que se debe realizar en las próximas pruebas», decía Mauro Noccioli (jefe de mecánicos) sobre esta jornada de pruebas que realizaron en MotorLand.

Por su parte, Lorenzo Lanzi acabó satisfecho con el trabajo realizado sobre la moto en un día que aprovecharon al máximo: «La jornada fue bien y muy productiva, y creo que ha sido una prueba realmente completa. Hemos probado suspensiones, unos nuevos neumáticos, hemos trabajado sobre la posición del asiento y también sobre la geometría. La cantidad de trabajo ha sido grande y estoy satisfecho por haber completado las necesidades que teníamos», explicaba el piloto italiano.