Nuevas inversiones y objetivos para la marca de Varese

MV Agusta ha presentado un nuevo plan de negocio para los próximos cinco años en los que se mencionan las nuevas cilindradas y un reforzamiento para su red de distribución.


MV Agusta es una mítica marca de motos italiana que se ha asegurado un plan de negocio para los próximos 5 años. La familia Sardarov, máxima accionista, será la que pondrá sobre la mesa el capital necesario para ejecutar este plan además de para consolidar el crecimiento de la firma de Varese.

El plan estratégico tiene previsto ascender hasta las 25.000 unidades vendidas en el plazo de los próximos 5 años. De hecho, hay muchas esperanzas puestas en las inversiones para lanzar motos MV Agusta de media cilindrada, que permitirá a la compañía aumentar el público objetivo con usuarios de otros segmentos, lo que previsiblemente se traducirá en más ventas.

En el periodo entre 2019 y 2021, el plan industrial incluye también una fuerte inversión en la red de distribución, concentrándose en reforzarla en Europa, Asia y los Estados Unidos.

La marca italiana está iniciando ya la producción de la MV Agusta Brutale 1000 Serie Oro, la hiper-naked elegida como la moto más bonita del EICMA 2018, además de la MV Agusta Superveloce 800 Serie Oro. Sólo habrá 300 unidades de cada modelo, las cuales ya tienen dueño después de pocos días a la venta online.

Timur Sardarov es el máximo dirigente y consejero delegado de la marca desde diciembre de 2018 y ha introducido en la empresa a Massimo Bordi y Paolo Bettin. Bordi es un reconocido ingeniero y gestor en la industria que ahora será vicepresidente ejecutivo mientras que Bettin, veterano en actividades financieras y reestructuraciones industriales, es el nuevo director financiero de la compañía. Por su parte, Giovanni Castiglioni se mantiene en su papel de asesor.