Giovanni Castiglioni, presidente de MV Agusta, quiere cancelar el fichaje

La sucia maniobra de Romano Fenati con Stefano Manzi en Misano podría traerle bastantes consecuencias al piloto italiano, y no sólo de cara a esta temporada, donde ya está confirmada su sanción de dos carreras que le hará perderse las citas de MotorLand Aragón y Tailandia. MV Agusta quiere romper su vinculación para 2019.


El futuro de Romano Fenati también pende de un hilo. Y es que pese a tener contrato firmado para 2019 con el Forward Racing de Moto2, que pasará a ser el equipo de MV Agusta en el regreso al mundial de la histórica marca italiana, la firma que dirige Giovanni Castiglioni está dispuesta a rescindir esa vinculación con el piloto de Ascoli Piceno.

Castiglioni, presidente de MV Agusta, ya ha dejado clara en redes sociales su posición sobre la acción de Fenati y sobre las condiciones que puede acarrearle. El ejecutivo italiano no quiere a su compatriota dentro del equipo: «Esta ha sido la peor y más triste cosa que he visto nunca en una carrera de motos. Los verdaderos deportistas nunca actuarían de esta forma. Si fuera Dorna, le excluiría de las carreras del Mundial», comenta Castiglioni en su perfil en la red social Instagram, acompañado de la foto de Fenati cogiendo el freno de la moto de Manzi.

El máximo responsable de MV Agusta va más allá y confirma su intención de rescindir el contrato con Fenati, al que no quiere representando a su marca el próximo año. Recordemos que MV Agusta es una de las marcas más laureadas de la historia y que volverá al Mundial de Motociclismo tras una ausencia de 42 años con un proyecto en la renovada categoría de Moto2. «En cuanto a su contrato para un futuro puesto como piloto de MV Agusta Moto2, me opondré en todas las formas para detenerlo. Eso no pasará, él no representa los verdaderos valores de nuestra marca», expone Giovanni Castiglioni.

Así pues, a falta de que se formalice la situación, todo indica que Romano Fenati se quedará sin asiento por el momento para la temporada 2019. Las consecuencias de su maniobra en Misano ya no sólo se reducen a la sanción que le hará perderse las dos próximas carreras. Se da la circunstancia, además, de que Manzi es piloto del Forward Racing, el equipo que unirá fuerzas con MV Agusta el próximo año.