77 caídas acumula la marca del ala dorada, 49 entre Márquez y Crutchlow

El gran lunar de Marc Márquez en esta temporada 2017 están siendo las caídas, ya que suma 26 y es el segundo piloto de la categoría que más ha ‘besado’ el suelo. Pero los 23 incidentes de Crutchlow y el hecho de que Pedrosa esté viviendo una de sus temporadas con más caídas desde que llegó a MotoGP, son una clara alarma en la casa del ala dorada.



«Si se ve el ránking de caídas, yo soy el primero de los pilotos Honda, pero estamos bastante arriba todo, incluso Crutchlow o Pedrosa, que no se cae casi nunca y se ha caído bastante. Es una cosa que tenemos que mejorar de cara al futuro». Así hablaba Marc Márquez este viernes después de que haya sumado su 26ª caída, su récord absoluto en una misma temporada. 15 veces se fue al suelo en 2013, 11 en 2014, 13 en 2015 y 17 el año pasado. Ha superado con creces todos esos números, pero para él no sólo se trata de un problema propio, sino de algo común para la firma del ala dorada.

Y para muestra, un ‘botón’ llamado Cal Crutchlow. 23 veces son las que se ha caído el piloto del LCR Honda, lo que le sitúa en la tercera plaza de la clasificación absoluta de la categoría, sólo superado por Lowes y Márquez. Que entre dos pilotos de una misma marca sumen nada menos que 49 caídas, quiere decir que algo no funciona correctamente. Más moderados son los números de Miller (12 caídas), Pedrosa (9) y Rabat (7), pero en el cómputo global, son nada menos que 77, a falta de dos jornadas para que acabe la temporada.

La preocupación es lógica, pero la explicación a los problemas no es sencilla. Hoy Dani Pedrosa ha sido preguntado por este aspecto y ha dado su punto de vista sobre por qué puede ser tan crítica la RC213V: «Justamente en ese aspecto no diría mucho, porque cada piloto tiene una puesta a punto distinta y las caídas vienen mucho por eso; por los neumáticos y por cómo usas la moto. Sí es cierto que la moto es muy inestable y tiene momentos en los que se mueve mucho, lo que provoca que las suspensiones no estén todo el tiempo presionando los neumáticos de la misma manera. Cuando hay más estabilidad, la presión es constante y el error es más difícil de cometer. Eso es algo que yo quiero mejorar, así que veremos cómo es la nueva moto y si tiene mejoras en ese aspecto. Las caídas pueden que lleguen un poco por eso, o también por el estilo de pilotaje y los reglajes», afirma el piloto del Repsol Honda.

Mejorar en este apartado será una de las principales áreas de trabajo para Honda en este invierno, también con la ayuda de sus pilotos, evidentemente. Márquez no renuncia a su estilo de apretar al máximo en entrenamientos, lo que le está llevando al suelo en demasiadas ocasiones, aunque afortunadamente no ha tenido que lamentar ninguna lesión en lo que va de temporada. Al fin y al cabo, su estilo le está resultado efectiva, ya que de las 26 caídas sólo dos han llegado en carrera; un dato que podría ser mucho más alto si no alcanzase los límites en entrenamientos. Sea como fuere, el número de incidentes en el seno de la firma japonesa es bastante alto, una preocupación en la que centrarse de cara al año que viene.