La gama de productos Motul te ayudan en el cuidado y mantenimiento de tu moto

Dentro de la amplia gama de productos Motul, se encuentran una serie de productos que te ayudarán a mantener y cuidar perfectamente tu moto, lo que alargará su vida útil.


Para tener tu moto a punto, hace falta un continuo mantenimiento y cuidado, y gracias a MOTUL, tienes una completa gama de productos que te ayudará en esa tarea. Además, nos ofrecen cinco consejos con los que conseguir un óptimo rendimiento y mantener la moto en perfecto estado y alargar su vida útil. El motor es una parte fundamental, y si lo cuidas bien ganarás en la conducción y tendrás un ahorro en cuanto al gasto de mantenimiento.

Para el cuidado del motor, verificar el nivel de aceite es básico, al menos cada 1.000 kilómetros. Para hacerlo, con el motor aún caliente, sitúa la moto en plano y tras dejar asentarse el aceite, mídelo. Si el nivel está en el mínimo hay que rellenar el cárter hasta el nivel recomendado por el fabricante. Motul dispone de una amplia gama de lubricantes formulados para cada moto en formatos de 1 litro.

El desgaste de los materiales debido al uso y la acumulación de residuos derivados de la combustión interna pueden provocar una reducción del rendimiento del motor y un consumo excesivo de aceite. En la gama de Motul, tienen el ‘Engine Clear’, un producto que elimina del circuito de lubricación los residuos y que permite que el aceite trabaje en un entorno limpio y al máximo rendimiento.

Las suspensiones son otro de los puntos clave de nuestra moto, ya que son los que mantienen nuestra moto pegada al suelo, aumentando la estabilidad, la seguridad y la comodidad. Para que funcione de manera adecuada, el aceite de la horquilla debe estar en perfectas condiciones. Para evitar su fatiga y envejecimiento, se recomienda sustituirlo cada dos años. Motul ofrece una gama de aceites con diferentes viscosidades que son específicos para un uso diario o de competición.

Otro de los puntos importantes son los frenos, por lo que es muy importante controlar el estado del sistema de freno y de las pastillas. Gracias al limpiador de frenos Motul Brake Clean, se pueden limpiar todas las partes del sistema de frenado, eliminando la suciedad con gran eficiencia y sin dejar residuos. Además, también es recomendable la sustitución del líquido de frenos cada dos años. Los líquidos Motul DOT 5.1 y DOT 4, cubren el uso de cualquier sistema de frenado para un uso cotidiano en carretera, mientras que el RBF 660 y RBF 600 están formulados para su uso en competición.

No nos podemos olvidar del circuito de combustible, ya que es una zona en la que se forma agua condensada al calentar y enfriar el aire que accede al tanque con la disminución del contenido de combustible del interior. Esto puede provocar dificultades al arrancar, pérdida de potencia y una respuesta deficiente del acelerador. Con el Motul System Clean, aditivo que se recomienda usar de 1 a 2 veces al año, se consigue limpiar todo el sistema de combustible, eliminando la condensación y la carbonilla, además de lubricar y proteger contra el desgaste y la corrosión.