11.000 asistentes

El pabellón de Cristal de la Casa de Campo fue transitado por unas 11.000 personas entre el 4 y el 6 de junio para disfrutar del Motorama Madrid 2021, una de las pocas ferias que se están celebrando este año.


Se echaban de menos este tipo de eventos y el Motorama Madrid 2021 ha devuelto la ilusión, siendo el primer evento motero de este tipo que se ha celebrado en España en los últimos 15 meses, aunque con espacio limitado por las circunstancias derivadas del Covid-19. El salón de la moto se celebró entre el 4 y el 6 de junio en la capital, concretamente en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo, donde hubo más de un centenar de expositores, una treintena de marcas de motocicleta representadas, decenas de firmas de equipamiento e industria auxiliar y diversos moto clubes procedente de distintos puntos de la geografía nacional.

En total acudieron unas 11.000 personas que siguieron las normas y protocolos sanitarios que restringieron el aforo de visitantes y expositores, ampliando la distancia social y limitando el espacio expositivo que tenía que ofrecer mayor ventilación

Desde la dirección de Motorama aseguran estar satisfechos con el resultado final de esta edición, aunque reconocen que «la limitación de espacio y el descenso en el número de expositores ha sido un hándicap».

Aun así, el salón de la moto volvió a ser un punto de encuentro dinamizador del sector de las dos ruedas para generar oportunidades de negocio y de ofertas y productos competitivos en calidad y precio.

Como puntos de interés, se vieron las nuevas Kawasaki ZX-10R 2021, de las que todavía hay pocas unidades en nuestro país. También estuvieron presentes novedades interesantes como la Aprilia RS 660, la Triumph Trident 660 y, sobre todo, la rompedora Harley-Davidson Pan America 1250. Como novedad en primicia se presentó en Zontes M310, el primer scooter de la marca.

También hubo gran representación de la movilidad sostenible con marcas de motos eléctricas como Zero, Lifan, NIU, Sunra, Super Soco, NEM, Velocifero y Urbet, entre otras, mientras que entre el resto de marcas representadas podías encontrar modelos de Moto Guzzi, Benelli, Brixton, Keeway, Wottan, Hyosung, Segway, UM, Polaris, Linhai, Voge, y Lambretta, entre otras.

Por las medidas contra la pandemia y para evitar aglomeraciones, las actividades en Motorama fueron más restringidas, pero sí que se siguieron haciendo rutas externas realizadas por Brixton, Harley-Davidson, Triumph y Ural. No faltaron exposiciones monográficas como la de custom con constructores nacionales de motocicletas o el homenaje a la Vespa en su 75 aniversario o el simulador Moto Trainer de pilotaje.

La organización ya tiene puesta la vista en la edición de Motorama Madrid 2022, que ya se ha anunciado para las fechas de entre el 11 y el 13 de marzo, cuando se espera que la situación sanitaria permita tener ya una configuración habitual de tres plantas y actividades completas. ¡Así sea!

Volver a la home