MotoGP rueda jueves y viernes en Misano, con la mirada puesta en 2020

Pese al intervalo de tres semanas entre las citas de Silverstone y Misano, los pilotos de MotoGP afrontan durante jueves y viernes un importante test en el trazado italiano, escenario de la próxima prueba de la temporada.


Sólo cuatro días después del trepidante duelo de Silverstone entre Álex Rins y Marc Márquez, los pilotos de MotoGP ya están de vuelta en pista. El circuito de Misano Marco Simoncelli acoge durante este jueves y viernes dos importantes jornadas de test para los pilotos de la categoría reina que servirán para preparar la próxima cita de la temporada (que será en Misano) y lo que resta de curso, pero que sobre todo sirven para poner el punto de mira en 2020, ya que las fábricas empezarán a probar novedades de cara al próximo año.

Yamaha ya adelantó algunos aspectos en Brno a principios de mes, donde utilizaron una primera versión del prototipo de 2020 con un nuevo motor. Dicho motor recibe una evolución para estos test de Misano, en los que Yamaha seguirá trabajando en dos vías diferentes; tanto para incorporar novedades de cara al último tramo del año, como para empezar a sentar las bases de un 2020 que se antoja primordial, sobre todo en el desarrollo del motor, ya que los pilotos de la firma de los diapasones siguen arrastrando un claro déficit de velocidad punta y potencia respecto a sus competidores.

En lo que respecta a Honda, test importante para seguir comprobando cómo evoluciona el estado de la lesión de Jorge Lorenzo. El balear, que viene de un «fin de semana de supervivencia», como él mismo denominó el GP de Gran Bretaña, no ha tenido apenas días para seguir recuperándose y aún llega mermado a Misano. Dicho lo cual, teniendo en cuenta que Honda lleva varias novedades de cara a 2020, el balear se mostraba ilusionado con este test, en el que espera seguir aclimatándose a una RC213V cuya adaptación está siendo un tormento: «Por lo que tengo entendido en Misano hay muchas cosas que probar de cara al año que viene, así que estoy bastante ilusionado por saber si encontramos algo que me aporte más confianza. Sobre todo en las frenadas, que es donde más sufro», declaró tras la carrera de Silverstone.

El test de Misano también servirá para ver la reaparición de Joan Mir, que vuelve a subirse a la Suzuki tras el escalofriante accidente que sufrió en Brno en las pruebas post-GP y que le ha mantenido de baja en las dos últimas carreras debido a una contusión pulmonar. También vuelven a la acción Andrea Dovizioso y Fabio Quartararo cuatro días después de la fuerte caída que protagonizaron en la primera curva en Silverstone. Ambos tuvieron que pasar por el hospital para los correspondientes chequeos tras la caída, pero afortunadamente en las pruebas a las que fueron sometidos se descartaron lesiones.

Ducati no sólo pondrá en pista a sus pilotos oficiales y satélites, sino que además estará el probador Michele Pirro. Lo mismo sucederá en Honda, que ha llevado al test a Stefan Bradl.

Las dos jornadas de test tendrán una duración de siete horas y media, con la pista abierta de 9:30h a 13:00h, con pausa de 13:00h a 14:00h y regreso a la acción de 14:00h. hasta que concluya el entrenamiento a las 18:00h.