El balear sufre un leve esguince en el tobillo derecho

Jorge Lorenzo se ha ido al suelo en la curva 11 durante los primeros minutos del primer entrenamiento libre de MotoGP en Sachsenring. Afortunadamente, no sufre ninguna fractura, pero sí un pequeño esguince en su tobillo derecho.


Michelin tenía un gran reto por delante este fin de semana, el de hacer frente a la comprometida curva 11, uno de los virajes más conflictivos del campeonato. Por el momento, la marca francesa ha comenzado mal su envite, ya que en la primera sesión de entrenamientos libres del GP de Alemania se han registrado ya tres caídas en esta curva.

Una de ellas ha sido la de Jorge Lorenzo, que se ha ido al suelo a 36 minutos del final de la sesión en este rápido cambio de dirección cuando empezaba a llover en el trazado alemán. La caída ha sido bastante limpia, perdiendo adherencia en el tren delantero, pero al llegar a la grava, el piloto balear ha tenido un fuerte revolcón en el que se ha dañado la muñeca izquierda y el tobillo derecho. Jorge ha acudido inmediatamente al centro médico del circuito, donde se ha descartado que sufra una fractura en el quinto metacarpiano de su mano derecha, aunque sí tiene un leve esguince en el tobillo derecho.

Al tratarse de una lesión leve, no se prevé que afecte al vigente campeón de MotoGP durante el transcurso del fin de semana. Además de Lorenzo, la curva 11 se ha cobrado otros dos accidentados; ya que Scott Redding y Stefan Bradl también se han ido al suelo en ese punto. En el caso del alemán, ha sido justo después de la caída de Lorenzo.