Test Qatar MotoGP 2018: La prueba en agua estaba programada para este último día

El test de MotoGP 2018 en Qatar ha concluido con una prueba de media hora sobre el asfalto mojado. Aunque hay diversidad de opiniones y el espray que se genera es la mayor preocupación, la prueba ha sido positiva.


La última sesión de entrenamientos de pretemporada de MotoGP ha acabado una hora antes que en los dos días previos, pero eso no quería decir que la actividad en la pista de Losail hubiera finalizado. Aún quedaban 30 minutos más, pero unas condiciones muy diferentes. Tal y como estaba previsto, se ha mojado la pista para que los pilotos de MotoGP pudieran comprobar si es posible rodar así de noche si la lluvia aparece durante el GP de Qatar, programado para dentro de dos semanas.

Nada menos que 15 camiones se han encargado de empapar los 5.380 metros del trazado qatarí en un tiempo récord, antes de que los pilotos salieran a pista para rodar durante varias vueltas, sin buscar tiempos ni asumir riesgos innecesarios.

Diversidad de opiniones, aunque valoración positiva


Las sensaciones generales han sido positivas con una de las principales dudas que existía, que era la del reflejo de los focos sobre el asfalto mojado. Parece que esto no sería un problema en caso de que se den estas condiciones en el Gran Premio.

Sin embargo, el espray que generan las motos sí que se ha convertido en un caso más preocupante. De ahí la diversidad de opiniones entre los pilotos sobre si sería del todo seguro correr con lluvia bajo los focos de Qatar. La clave está en la cantidad de agua que haya sobre el asfalto.

Loris Capirossi, Asesor de Seguridad de MotoGP, ha declarado que si llueve durante el Gran Premio en los entrenamientos, se volverá a probar en estas condiciones para sacar más conclusiones en el hipotético caso de que para la hora de la carrera también se diera esa circunstancia.

El año pasado la lluvia ya obligó a cancelar los entrenamientos cronometrados del sábado y retrasó el inicio de la carrera de MotoGP.