El homenaje se realizará durante el GP de Las Américas

MotoGP no volverá a tener dorsal #69. El número que encumbró a Nicky Hayden, Campeón del Mundo de MotoGP 2006, será retirado en un homenaje al de Kentucky que se realizará en el GP de Las Américas.


A partir del próximo GP de Las Américas de MotoGP nadie podrá llevar el dorsal 69. Ese número quedará guardado para siempre en honor a Nicky Hayden, quien hizo de él una de sus señas de identidad. El piloto de Kentucky, fallecido el pasado 22 de mayo de 2017 tras un accidente cuando circulaba en bicicleta, recibirá este homenaje a título póstumo el próximo mes de abril en Austin.

Hayden ya recibió el reconocimiento de MotoGP Legend antes de marcharse al Mundial de Superbike. Aquel acto se celebró en Valencia en 2015, y ahora se unirá el hecho de la retirada de su dorsal. Esto es algo que sólo sucedió con Kevin Schwantz y su icónico 34, Marco Simoncelli y el 58, Daijiro Kato y el 74, Luis Salom y el 39 -dorsal sólo retirado en Moto2-, Shoya Tomizawa y el 48 -sólo retirado en Moto2- y Loris Capirossi y el 65.

Earl Hayden, padre de Nicky e impulsor de su pasión por el motociclismo, mostraba su orgullo por este homenaje. Cabe destacar que Hayden empezó a usar el 69 en honor a su padre: «Para Nicky será un gran honor que el #69 sea retirado en Austin. Es muy apropiado que se haga en una carrera de los Estados Unidos ya que estos circuitos significaron mucho para Nicky. Para mí, en particular, este será un evento muy especial porque el número 69 fue mi número cuando corrí y me sentí muy orgulloso de ver a Nicky correr con el número 69 en sus motos durante toda su carrera. De parte de toda mi familia me gustaría agradecer especialmente a Dorna por honrar a Nicky de esta manera tan especial junto con los muchos otros gestos que se han hecho para ayudarnos en los momentos difíciles».

Por su parte, Carmelo Ezpeleta -CEO de Dorna-, añadía su satisfacción por reservar este dorsal a la memoria de Hayden: «Me enorgullece anunciar que el número 69 se retirará del Campeonato del Mundo de MotoGP. Nicky Hayden fue uno de los activos más importantes de este paddock y un ejemplo fantástico como piloto, tanto en la pista como fuera de ella. Me enorgullece honrar su legado una vez más y asegurar que el número 69 siga siendo sinónimo de leyenda y de campeón».