Dorna ya trabaja en este nuevo sistema

Después del debate sobre el uso de la radio que se suscitó tras el GP de Alemania, se ha conocido que Dorna está desarrollando un nuevo sistema para mejorar la comunicación entre el piloto y su equipo que constaría de un envío de mensajes a través del cuadro de mandos de la moto.


Las carreras de Assen y Sachsenring estuvieron marcadas por la lluvia y, en el caso de Alemania, por una estrategia perfecta de Marc Márquez que le llevó en volandas a la victoria. Después de una prueba que estuvo condicionada por el cambio de moto volvió a instaurarse el debate sobre el uso de la radio en MotoGP, algo sobre lo que Valentino Rossi se mostró a favor y el resto de protagonistas que fueron preguntados al respecto, en contra.

No obstante, pese a que la radio como tal no llegará a MotoGP -al menos por el momento-, sí que desde Dorna se está trabajando ya en un nuevo sistema de comunicación entre el piloto y el equipo que podría entrar en vigor la próxima temporada, teniendo como base el sistema que se utiliza actualmente para enviar mensajes a través del cuadro de mandos de la moto para avisar de sanciones y problemas técnicos: «Es un proyecto que empezó hace un año y utiliza el sistema de transponders de cronometraje. Estos transponders permiten tanto la recepción como el envío de datos. La recepción es lo que utilizamos para poder enviar informaciones desde el sistema central de Dorna tanto de cronometraje como de información. A día de hoy lo que estamos haciendo es enviar banderas al dashboard del piloto, tanto la bandera negra como la bandera roja, avisar de un problema técnico y Ride Through; esto ya lo estamos enviando», ha explicado Javier Alonso, General Events de Dorna, ante los micrófonos de Movistar+.

Así pues, siguiendo esta línea, desde Dorna se busca establecer una comunicación todavía más completa entre el piloto y el equipo por medio de un sistema de mensajes muy cortos para aportar al piloto una información más concisa que la de la pizarra. Todos estos tipos de mensajes estarían preestablecidos y serían iguales para todos los equipos, que deberían ponerse en contacto con Dirección de Carrera por medio de un ordenador para que el mensaje sea “rebotado” al piloto.

Así explicaba Javier Alonso el funcionamiento de esta herramienta: «Hemos empezado a desarrollar una parte de software que nos permitirá que los equipos desde su box puedan enviar una serie de mensajes. Estamos valorando estos mensajes tanto con los pilotos como con los equipos. Estamos hablando de una serie de 20 o 25 mensajes que estarán estandarizados, que ellos podrán escoger desde un menú y desde el ordenador que ellos tienen para comunicarse con Dirección de Carrera, un ordenador que está encriptado, podrán enviar este mensaje, y el piloto cuando pase por uno de los ocho puntos que tenemos cortada la pista recibirá esa información y se le pintará en el cuadro de mandos. Estamos analizando ahora cuánto durará esa información en el ‘display’ y si ponemos un botón para que lo puedan borrar… Son cosas que aún estamos probando».

El primer objetivo que se marcan desde el promotor del campeonato es empezar a probar este nuevo sistema en el GP de Aragón, aunque aún no está claro si podrán llegar a tiempo para esta cita. En el caso de que el funcionamiento sea correcto, es posible que de cara a 2017 se implante definitivamente este sistema en el Mundial de MotoGP, que sigue en constante evolución.