Yamaha ha ganado las últimas cuatro carreras en el Adriático

El mundial de MotoGP llega a Misano. El Gran Premio de San Marino y de la Rivera de Rímini será la decimotercera cita del calendario, y llega con todo por decidir en la máxima categoría. Valentino Rossi afrontará su carrera de casa con 12 puntos de ventaja sobre su compañero en Yamaha Jorge Lorenzo. En las categorías de Moto2 y Moto3, el Circuito Marco Simoncelli podría servir para que sus líderes, Johann Zarco y Danny Kent respectivamente, sigan sumando puntos a sus más de tres carreras de ventaja y dejen los títulos casi adjudicados.

Valentino Rossi - Motorbike Magazine12,3 kilómetros separan a las calles que vieron nacer a Valentino Rossi del Misano World Circuit Marco Simoncelli. El hecho de correr en el patio de casa, de que la pista del Adriático sea un circuito que desde 2011 se ha mostrado Yamaha, y la condición de llegar líder de un campeonato que, seguro que hasta él propio piloto lo piensa, podría ser la última de sus coronas, hacen que todas las miradas estén centradas en Valentino Rossi este fin de semana. Tras ganar hace dos semanas en Silverstone, Rossi tiene un colchón de 12 puntos que podrían pasar a 17 como mínimo si repite su actuación del año pasado, donde se hizo con la victoria ante su público después de que Márquez cayese mientras seguía su rueda. Tanto Rossi como Lorenzo han ganado tres veces en Misano en la categoría reina, ¿quién romperá el empate este fin de semana?. O igual de importante, ¿con qué casco nos sorprenderá en esta ocasión?

MOTOGP: TODOS CONTRA ROSSI

Probablemente el fin de semana que comenzará mañana a las 09:00h con el primer entreno será el de mayor presión del año para Valentino Rossi. Ser líder, llegar a casa, y a un trazado Yamaha hacen que las expectativas sean las más altas para el Il Dottore, y es que, a nivel técnico, si la fábrica de Iwata tuviese que apostar por un sitio donde ganar en esta recta final del campeonato sería Misano. El del Adriático es un trazado que muestra adaptarse perfectamente tanto a la M1 de la marca de los diapasones como a sus dos pilotos oficiales, Valentino Rossi y Jorge Lorenzo. Los dos compañeros de box son, de todo el campeonato, los pilotos que más veces han subido a lo más alto del podio desde que Misano volviese a ser escenario mundialista en 2007. Lorenzo acumula tres victorias en MotoGP, y además consecutivas (2011, 2012 y 2013) -también ganó en 250cc. en el 2007-, mientras que Valentino ha conseguido ganar en otras tres ocasiones (2008, 2009 y 2014). Si Rossi tiene presión, no menos tendrá Lorenzo. Contra un rival que no se ha bajado del podio en todo el año, que la diferencia de puntos no siga en aumento será crucial para el mallorquín si quiere afrontar la recta final del certamen en igualdad de condiciones. «Es una carrera más, se reparten 25 puntos igual que en todas», comentaba Lorenzo hace unos minutos en la rueda de prensa oficial, en un intento por quitarse presión de cara al domingo.

Marquez Misano - Motorbike MagazineConocedores de la buena situación de Yamaha en Misano, las otras dos fábricas punteras, Honda y Ducati, se han preocupado de entrenar en el antiguo trazado de Santa Mónica a puerta cerrada. HRC se desplazó hasta el Adriático a mediados de julio, donde pudo probar el reasfaltado que se ha llevado a cabo en la pista de San Marino, y además poner en pista por primera vez el prototipo de 2016. El dúo de Ducati visitó Misano en la misma fecha, donde se dedicaron a adaptar la electrónica de su Desmosedici al trazado de Rímini y también terminaron por debajo del récord del trazado, el 1:32.9 de la pole de Márquez en 2014. Suzuki también entrenó en Misano en julio, habiendo dado buena cuenta del mejor agarre que ofrece el nuevo asfalto, mientras que la última de las oficiales, Aprilia, seguirá trabajando en la segunda visita a Italia del año, esta vez con Bradl sumándose a su compañero de equipo Bautista en la decisión de usar la nueva evolución de chasis de la marca de Noale.

MOTO2: ¿QUIÉN PARA A ZARCO?

Johann Zarco - Motorbike MagazineEl deporte, y más el de la moto, tiene gran parte, cuanto menos igual que físico, de mental. En el paddock se suele llamar el túnel a cuando un deportista encuentra el equilibrio perfecto entre técnica para la práctica de su deporte y determinación mental para llevarlo a la práctica con éxito. En esta concreta situación se encuentra Johann Zarco, presumiblemente el nuevo campeón de Moto2. Tras conseguir la victoria en Silverstone, segunda consecutiva, quinta del año, y primera en agua -por si no fuera poco con su dominio en seco-, Zarco llega a Misano con 85 puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el debutante Álex Rins.

En el mejor de los casos, si el francés ganase en el Adriático y Rins o Rabat no consiguiesen puntos, tendría opciones matemáticas de hacerse con el título, ¡en Aragón!. Y las estadísticas dicen que no lo hará mal el domingo: en 125cc se mostró competitivo -recordad que estuvo a punto de ganar en aquella carrera con Terol-, y tras dos temporadas complicadas en Moto2, el año pasado subió al podio de Misano en el que era el segundo podio de la historia para Caterham -el primero también fue obra de Zarco, en Montmeló-. Por otro lado, Tito Rabat ganó el año pasado e intentará repetir la hazaña, al igual que Rins, que se llevó la victoria en Moto3 en 2014 y 2013.

MOTO3: 70 PUNTOS ENTRE KENT Y EL RESTO

La categoría de Moto3 llega a Misano sin ningún piloto en su lista de inscritos que haya ganado. Salvo algún podio puntual, como los dos de Efrén Vázquez y uno para Romano Fenati, el resto de la parrilla no sabe lo que es terminar un día de carreras en el circuito de San Marino subiendo al cajón. Sin embargo, todo pinta a que Danny Kent sume este fin de semana su primera victoria en el trazado de Rímini.

Danny Kent - Motorbike Magazine

El británico, con seis victorias esta temporada, tiene casi tres carreras de colchón sobre Bastianini, su perseguidor en la general. Pero no goza de la misma situación que Zarco: si Kent gana el domingo y Enea no puntúa, su ventaja aumentará hasta los 95 puntos, cifra no suficiente para asegurar el campeonato en Aragón, por lo que el de Chippenham tendrá que esperar obligatoriamente hasta la visita a Japón para atar su primer título.