Valentino y Márquez perdieron 2,6 segundos en cuatro giros

La de este fin de semana en Malasia, además de ser recordada para siempre por el incidente Rossi-Márquez, se escribirá en la historia como la más rápida hasta el momento del trazado malasio. Las altas temperaturas presentes a las tres de la tarde del domingo en Sepang hicieron que los pilotos rodaran más lentos de lo que se mostraron capaces en entrenamientos, con Pedrosa y Lorenzo marcando el mejor ritmo nunca visto en la selva de Selangor. Márquez no tuvo oportunidad de mostrar de lo que era capaz, mientras que Rossi, tras el suceso de la vuelta cinco, rodó por debajo de sus posibilidades.

Pedrosa - Motorbike MagazineLa temporada 2015 está ofreciendo el mejor rendimiento nunca antes visto en el máximo nivel de la competición de motos. Las comparaciones son siempre odiosas, y nunca será totalmente correcto afirmar que alguien o algo es lo mejor que hayamos visto en la historia. Pero sobre fehacientes hechos, como son los números del cronómetro cuando un piloto pisa la línea de meta, la temporada que estamos viviendo este año nos está ofreciendo el mayor nivel que hayamos podido ver desde que se instaurase la categoría de MotoGP como tal.

Un ejemplo; ¿recordáis la victoria de Biaggi en este mismo escenario en 2002?, pues si juntásemos a los dos, Dani le habría sacado un minuto y 21 segundos al Max de hace ya 13 años. Obviamente esto se debe en gran parte a la mejora de las motos, no solo a las manos del piloto.

Rossi Márquez - Motorbike MagazineAparte de este dato, no podemos dejar de hablar del suceso del año: el incidente Rossi-Márquez. Lejos de ofrecer una opinión personal en un análisis post-GP que aspira a basarse solo en datos, daremos dos de ellos que, desde un punto de vista técnico, intentan explicar lo sucedido a las 15:10h del domingo en Sepang. Márquez mostró ritmo para ganar durante todo el fin de semana, pero tenía serios problemas cuando su Honda se apoyaba sobre caucho nuevo. De ahí su error en la curva cuatro de la segunda vuelta, un giro 1.2 segundos más lento que su anterior. De no haber sido por esto, por ritmo, Rossi no le habría visto el pelo a Marc. Por otro lado, la diferencia entre Rossi y Márquez una vez que se encontraron, y el piloto de delante, Lorenzo, aumentó ocho décimas en la vuelta tres, dos en la cuatro, y un segundo en la cinco. Es entendible que Rossi interpretara que Márquez quería frenarle, porque lo estaba haciendo; aunque quizás el remedio a esta situación no fue el acertado.

Un T4 maldito para Valentino

En Sepang este fin de semana se ha dado algo curioso e inusual. Las condiciones de carrera han sido exactamente las mismas que una de las sesiones de entrenamientos. Temperatura ambiente de 35ºC, el asfalto a 48ºC, y la humedad relativa bajando a un 48%. El FP2 del viernes por la tarde se desarrolló en esta misma situación, por lo que sería la mejor referencia, junto con el FP4 con temperatura similar, para prever lo que sucedería en carrera. Conjugando lo que pasó en estas dos sesiones y el resto del fin de semana, antes de la carrera se podía sacar una previsión clara: sería una carrera de marcas, con las Honda jugándose la victoria y las Yamaha el podio y el campeonato.

Los pilotos del ala dorada no tenían el ritmo demoledor de Lorenzo, pero bajaban con mayor facilidad al 2:01.bajo, el ritmo para ganar, -seis giros en el FP2 y siete en el FP4 en estos registros para Dani- y además, Pedrosa rodaba en 2:00 bajo fácilmente con neumático nuevo -algo que marcaba la diferencia con Marc, con problemas cuando el neumático completaba sus primeros giros-. El ritmo de Lorenzo, aunque era el más constante -seis giros en 2:01 bajo en el FP2, y otros tres en el FP4, donde sufría una caída-, no era tan veloz como el de las Honda. Mientras tanto, Valentino mostraba un ritmo similar al de su compañero de marca -rodó hasta en seis ocasiones en 2:01 medio en el FP2, y hasta siete en el FP4-. En el tercer libre, el sábado por la mañana, Lorenzo, el líder de la sesión, mantuvo un ritmo de 2:00 medio durante siete vueltas, pero las temperaturas del domingo al mediodía no permitirían que se alcanzasen estos registros en carrera.

Repsol Honda - Motorbike MagazineY esta previsión se cumplía. Al término de la primera vuelta, Pedrosa-Márquez lideraban, con Rossi-Lorenzo a medio segundo. Hasta aquí la teoría, ahora la práctica. La inestabilidad frenando que ha experimentado Márquez durante todo el año le hacía colarse en el cuarto ángulo de la segunda vuelta, lo que le atrasaba hasta, casualidades de la vida, ¡Valentino Rossi! Y tras lo visto el jueves fuera de la pista, esta situación era la peor para Valentino Rossi. Pasó lo que tenía que pasar y ambos arruinaron su carrera. Sin duda, el T4 de Malasia marca un episodio negro en la leyenda de Rossi.

Márquez no pudo demostrar de lo que habría sido capaz cuando sus neumáticos superaran ese punto crítico -según Marc a partir de la vuelta cinco-; Rossi, quizás más ocupado de digerir la locura en la que se había visto envuelto, rodó el resto de la carrera en 2:02, lejos de lo que había mostrado en entrenos. Por delante, Pedrosa y Lorenzo mostraron un ritmo muy similar -2:01 medio en 11 ocasiones para Dani, en diez para Jorge-, pero el segundo de ventaja con el que el de Honda inició la vuelta tres le permitió administrar sin problemas. En cambio, el inicio de carrera de Jorge fue el mejor de todos, de ahí la vuelta rápida de carrera -2:00.6, vuelta dos- que supone el nuevo récord oficial de Sepang, al que se le suman el récord absoluto de Pedrosa el sábado -1:59.0-, y el récord absoluto en carrera -40:37.691-, ocho segundos mejor que el 40:45 que se consiguió en 2013 y 2014, también obra de las RC213V.

Análisis del vuelta a vuelta – click aquí

Análisis de la vuelta rápida – click aquí

Análisis de las velocidades máximas – click aquí