Jordi Torres será piloto del Reale Avintia hasta el retorno de Tito Rabat

Jordi Torres es el piloto elegido por el Reale Avintia para que ocupe la plaza de Tito Rabat hasta que éste se recupere. Será el debut de Jordi Torres en MotoGP y sobre una Ducati mientras que seguirá compitiendo en el Mundial de SBK con su MV Agusta.


Mientras Tito Rabat sigue de baja tras su brutal accidente en Silverstone, el Reale Avintia sigue necesitando un piloto para que ocupe su plaza. Tras contar con Christophe Ponson en Misano, el equipo español ha dado el nombre de su próximo piloto. Será Jordi Torres quien se suba a la Ducati GP16, que es la moto con la que suele correr Xavier Simeon. A su vez, el belga competirá con la GP17 de Tito Rabat.

Así pues, Jordi Torres vuelve al paddock del mundial de motociclismo, donde lo vimos correr entre el 2010 y el 2014 en Moto2 llegando a conseguir una victoria en Sachsenring 2013. Dos años después se fue al mundial de Superbikes, donde también atesora una victoria. Este año sigue en el mundial de SBK con MV Agusta, algo que por lo que parece no ha sido obstáculo para que pueda debutar en MotoGP.

El próximo viernes será la primera vez que veamos a Jordi Torres sobre una MotoGP. El Gran Premio de Aragón será el primero, pero Jordi Torres será quien ocupe la plaza de Tito Rabat hasta que éste no se haya recuperado por completo de la lesión de su pierna derecha.

Jordi Torres: «Lo primero de todo es agradecer al equipo la oportunidad que me han brindado. Ahora mismo estoy entre emocionado y aterrorizado, pero siempre es un desafío poder probar una moto de tanto calibre como es una MotoGP. Será un experiencia única que un día podré contar a mis nietos. Ahora en serio, tengo muchas ganas de probar la moto y ver cómo evoluciono. Sé que el campeonato tiene un nivel altísimo y en un fin de semana es muy difícil asimilarlo todo, pero intentaré aprender lo máximo posible y aprovechar mi experiencia. Creo que es algo positivo, conozco de sobra al equipo y yo intentaré poner todo de mi parte, a partir de ahí, a ver lo que sale. Es más difícil de lo que todos pensamos, pero voy con una actitud positiva y con ganas de sacar lo mejor posible de esta oportunidad. También quiero dar las gracias a mi mánager por su trabajo y a MV Agusta por darme permiso para estar en Aragón. De momento es una carrera, pero podrían ser dos. Sobre todo quiero desear a Tito una pronta recuperación porque no se merece el accidente que tuvo, pero sé que volverá rápido, porque es un luchador».