Durante la primera jornada del GP de España se han podido ver los alerones también en las Aprilia y las Suzuki, las únicas motos que hasta ahora no los habían montado.

La fiebre por los alerones sigue creciendo en MotoGP. Después de que Ducati los pusiera nuevamente de moda el año pasado, las marcas han ido apuntándose paulatinamente a este tendencia hasta acabar todas montando estos apéndices en sus monturas.

Las dos últimas en entrar dentro de esta moda han sido Suzuki y Aprilia, que han empezado a usarlos durante la primera jornada de entrenamientos libres del GP de España. De los pilotos de la firma de Hamamatsu, por el momento sólo Aleix Espargaró ha equipado los alerones en su GSX-RR, llegando a acumular un total de seis pequeños apéndices en diferentes puntos de su moto. Aleix asegura que el cambio no es mayúsculo, pero que la incorporación de esta ayuda aerodinámica sí que se nota: «En un par de curvas del circuito, sobre todo en la de Sito Pons y antes de entrada a meta, en la salida de la curva la moto es un poco más estable de delante. Tenemos un poco menos de movimiento en el tren delantero y esto hace que puedas usar menos de anti-wheelie», afirmaba el piloto de Suzuki. La idea de la marca japonesa era probarlas el lunes durante los entrenamientos post-GP que se realizarán en Jerez, pero Espargaró ha conseguido convencer a los ingenieros para incorporar ya esta mejora en los primeros libres.

En lo que respecta a Aprilia, Bradl ha sido el encargado de probar hoy los alerones. Lo más destacado en el caso de la fábrica de Noale es que el tamaño de los mismos es mucho más grande que los de Suzuki, y muy parecido a los que usan las Yamaha. Honda también ha aumentado las proporciones de sus apéndices y se ha podido ver a Márquez utilizando unas nuevas alas más alargadas que las habituales, si bien no son tan gruesas como las que ha testado Stefan Bradl en su RS-GP.

MotoGP-Jerez-2016-Honda-alerones

Mientras los alerones siguen estando a debate por su peligrosidad en caso de toque entre dos pilotos, las marcas continúan innovando en esta faceta. No sabemos si el futuro de los alerones en las MotoGP llegará muy lejos, pero lo que está claro es que mientras continúen en vigor, los fabricantes seguirán trabajando con ellos.