Márquez: récord y la carrera más rápida nunca completada a Indy

Marc Márquez enlazaba en Indianápolis su segunda victoria consecutiva y su tercer triunfo del año. El de Indy era un circuito en el que cualquier resultado que no hubiese sido un primero habría sido una derrota para el actual campeón del mundo. Jorge Lorenzo, rodando en 1:33 durante todo el fin de semana, llegó al 1:32 a la hora de la carrera y nos brindó la posibilidad de ver otra cita memorable, con los que posiblemente sean los tres mejores pilotos del actual siglo rozando sus límites. Por suerte, aún quedan ocho carreras. Valentino Rossi sigue líder, ahora por nueve puntos.

Lorenzo Marquez - Motorbike MagazineSi simplemente mirásemos a la hoja de resultados, la idea que nos haríamos de la segunda visita de MotoGP a los EE.UU. es que Márquez tomó el mando el sábado, marcó la pole, y el domingo se limitó a esperar detrás de Jorge hasta que se decidió a sentenciar el fin de semana. Otro paseo. Pero seguimos fiel al propósito de este análisis, con el que tras cada cita pretendemos hacer un ejercicio de "metacomunicación" sobre el GP. Y analizando los tiempos sacamos conclusiones bien distintas: primero, en distancia de carrera, la Yamaha se muestra mucho más regular que la Honda. Sí, todavía. Segundo, el hecho de que Lorenzo entrase en meta a seis décimas de Márquez, en su territorio, supuso que el domingo viésemos una de las mejores versiones del mallorquín desde que llegó a MotoGP; también de Rossi, que saliendo octavo se quedó a cinco segundos del ganador. Y por último, disfruten, estamos contemplando a tres de los mejores pilotos de la historia alcanzando su 101% cada fin de semana.

Lorenzo se igualó en ritmo con Márquez el domingo; aún así no fue suficiente

Uno de las mayores dificultades para los pilotos cuando llegan al templo de la velocidad americano es el mal estado de la pista. El trazado se encuentra sucio debido a su poco uso, y es que la variante que utiliza MotoGP está casi inutilizada durante todo el año. Poco a poco las condiciones van mejorando al mismo tiempo que se va acumulando goma en el asfalto. Sin embargo, con un título mundial en juego, en esta ocasión los pilotos no tardaron en alcanzar su máximo rendimiento. Como sabéis, el primer día fue de Jorge. El balear obtuvo el mejor crono, 1:32.8, aunque el ritmo de carrera, tanto de él como de Márquez, era el 1:33 bajo. Hora y media de entrenos bastó para que los dos favoritos a la victoria encontraran su límite en el óvalo.

Análisis de tiempos - Motorbike MagazineLlegó el sábado y todos los pilotos de cabeza dieron un pasito adelante menos Jorge. Márquez lideró todo el día, siendo el único piloto capaz de bajar a un ritmo de 1:32. Por la mañana en el FP3 ya realizó una salida a pista de seis vueltas en las que registró el 1:32 en cinco ocasiones. Por la tarde volvía a mostrar el mismo ritmo en otras seis ocasiones, mientras que Lorenzo solo lo hizo en tres giros durante todo el sábado. Mientras tanto, el ritmo de Valentino se situaba en el 1:33 medio, siendo capaz de bajar al 32 en ocasiones muy puntuales. Más tarde en la Q2, Márquez y Lorenzo cumplirían con su objetivo de salir en primera línea, mientras que Rossi lo haría desde el final de la tercera fila. Por cuarta vez este año, no se batía el récord de la pole.

El domingo las bajas temperaturas -47ºC el viernes frente a 35ºC en carrera-  y la lluvia, que hacía desaparecer la goma de la pista, hacía prever una carrera más lenta, aparte de la incertidumbre que aportarían las nubes negras que flotaban sobre la capital de Indiana. La elección de neumáticos era el compuesto duro para todos, tanto delante como detrás; lo que los pilotos tuvieran que decir tendría que ser demostrado en la pista. Obviando las condiciones desfavorables, los tres contendientes al título dieron otro paso más y rodaron incluso más rápido que en entrenos y que en la anterior edición. Jorge encontró algo en el warm-up que le permitió alcanzar el 1:32 en 14 ocasiones durante la carrera, donde lideró 24 de las 27 vueltas. Márquez se tuvo que exprimir al máximo, teniendo que ir al límite -incluso lo encontró en varias ocasiones- para asegurar su tercera victoria del año. Mientras tanto, Rossi también mejoró mucho su ritmo de cara a la carrera. Sin rodar constantemente en el 1:32 durante las seis sesiones anteriores, en carrera alcanzó esos registros hasta en cinco ocasiones, un ritmo que le permitió cazar a Pedrosa y mantenerse vivo en el campeonato. La carrera daba como resultado el mejor registro en distancia de carrera desde que MotoGP llegase por primera a Indy en 2008, 41`55, y renovaba el récord oficial en carrera, 1:32.625 obra de Márquez, aunque no se batía el récord absoluto de Marc el año pasado.

Análisis del vuelta a vuelta - click aquí

Análisis de la vuelta rápida - click aquí

Análisis de las velocidades máximas - click aquí

Deja una respuesta

Volver a la home