Congelado el desarrollo de motores y aerodinámica en MotoGP

MotoGP obligará a las fábricas a homologar cuanto antes el motor de 2020 y el primer diseño aerodinámico, en remoto y digitalmente, para que el desarrollo de ambos componentes quede ya congelado antes del inicio de temporada. Por tanto, se sigue tomando el GP de Qatar como referencia para el sellado de motores.


Pese a que parecía que el parón obligado de MotoGP provocado por la pandemia del coronavirus podría alargar la congelación de motores y, por ende, permitir que los fabricantes pudiesen seguir desarrollando el propulsor de 2020, el campeonato ya ha tomado cartas en el asunto para que zanjar esta situación cuanto antes.

Todos los años, el jueves del GP de Qatar se toma como referencia y fecha límite para que las marcas homologuen la especificación del motor que van a llevar esa temporada, unos propulsores que a partir de ese momento quedan sellados. También esa misma jornada se presenta para homologación el primer diseño aerodinámico de todas las marcas, que luego tienen permitida una actualización más de dicho diseño durante la temporada. Esta situación es así para Honda, Ducati, Yamaha y Suzuki, mientras que Aprilia y KTM tienen más permisividad en ese sentido al ser las dos marcas con concesiones.

Pues bien, la demora en el inicio de temporada había despertado las dudas sobre qué pasaría con la congelación de motores esta temporada. El GP de Qatar no se disputó en la categoría de MotoGP, y las citas de Tailandia, Estados Unidos y Argentina han sido pospuestas hasta octubre y noviembre, por lo que aún no se había producido la homologación. De hecho, ya habían comenzado las primeras especulaciones sobre si algunas marcas podrían estar aprovechando este periodo de cuarentena para seguir desarrollando el motor.

Así las cosas, con tal de que esta situación no llegue a darse, tanto la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), como Dorna e IRTA han decidido acordar, por razones de igualdad y de equidad, que la homologación de motores se lleve a cabo de forma remota y digital lo antes posible. Cabe destacar que mientras que los fabricantes europeos están prácticamente obligados a parar su actividad, los japoneses la mantienen.

Por tanto, el GP de Qatar se sigue tomando como referencia para dicha homologación.

Normalmente, antes del inicio de temporada los fabricantes envían un motor de muestra a la organización, el cual se va comparando con los motores utilizados durante el año (un límite de siete por piloto en las fábricas sin concesiones) para verificar que cumple con las normas y que no se han hecho cambios en el propulsor durante el año. En el caso de los pilotos satélites que llevan motores de años anteriores, también ha de enviarse una muestra.

Tal y como reza el comunicado emitido por Dorna este lunes, «Honda es la excepción», ya que sólo la marca del ala dorada suministró en Qatar todas las partes del motor de muestra antes de la que iba a ser la primera cita del año. No fue así con el resto de fabricantes, que no tuvieron posibilidades de hacer lo mismo «debido a las circunstancias atenuantes». En su lugar, estos fabricantes enviaron directamente sus motores de muestra a la organización, y ahora las especificaciones de estos propulsores han de coincidir con los que lleven las motos en la primera carrera de la temporada.

Por ahora, esa primera carrera está prevista para el 3 de mayo en Jerez, pero se espera que haya cambios si nos atenemos a las constantes variaciones que están sufriendo los calendarios de todas las disciplinas del mundo del deporte.

En cuanto a la aerodinámica, se insta a las marcas a enviar ya un diseño definitivo de la primera versión aerodinámica que van a utilizar durante esta temporada, para que este desarrollo en este aspecto quede también congelado.