Energica desarrollará las motos de la primera Copa del Mundo de motos eléctricas

La Copa del Mundo Moto-e, con motos eléctricas que acompañarán como complemento al Mundial de MotoGP a partir de 2019, ya conoce a la marca que suministrará las motos. Se trata de la italiana Energica.


Después de un intenso periodo de pruebas y tras valorar diferentes propuestas, Dorna se ha decantado por la marca italiana Energica como el proveedor de las motos eléctricas de la nueva Copa del Mundo Moto-e, que entrará en vigor en la temporada 2019 como complemento al Mundial de MotoGP.

El anuncio de la llegada de la firma transalpina se ha hecho oficial este martes. Desde el primer momento en el que se empezó a hablar sobre ello, quedó claro que se trataría de una copa monomarca, por lo que se han probado diferentes propuestas hasta dar con la más acertada. Saroléa y Energica quedaron como las dos principales candidatas, y finalmente ha sido la italiana la que se ha impuesto en la quinielas.

El modelo utilizado será una versión preparada de la Energica Ego, una moto que en su versión de calle tiene 145 cv de potencia instantánea, que se alcanza desde las 4.900 rpm hasta las 10.500. Además, esa misma versión de calle tiene un par motor de 200 Nm desde 0 hasta 4.900 rpm, y acelera de 0 a 100 en tres segundos y es capaz de alcanzar los 240 km/h. Todo ello, sin necesidad de embrague o cambio de marchas.

Por el momento no han trascendido demasiados detalles de cómo será esta nueva categoría, pero se espera que en su primer año -2019- comparta paddock con el Mundial de MotoGP en varias citas europeas, con carreras en las que se esperan completar unas 10-12 vueltas con estos nuevos prototipos. Se espera que se suministren cerca de 20 motos en esta primera temporada, y previsiblemente el reparto de las mismas recaerá entre los equipos independientes.

A medida que vayan pasando los meses iremos conociendo más detalles acerca de esta nueva Copa del Mundo FIM Moto-e que complementará a MotoGP 2019, una competición que ya tiene a Nicolas Goubert -ex de Michelin- como máximo responsable.