Los fabricantes de MotoGP ahorrarán costes: prohibido el desarrollo de motores hasta 2022

Tal y como se esperaba en las últimas semanas, MotoGP ha hecho oficial la congelación del desarrollo técnico de motores y aerodinámica para 2020 y 2021. Es decir, los fabricantes tendrán que usar los componentes ya homologados el pasado mes de marzo tanto este año (si hay carreras) como el próximo.


Las consecuencias colaterales de la pandemia del coronavirus ya se están haciendo notar en MotoGP. La Comisión de Grandes Premios ha aprobado por mayoría y sin votos en contra unas importantes limitaciones en el desarrollo técnico con el objetivo de ahorrar costes.

Tanto el desarrollo de los motores como el de la aerodinámica de las MotoGP queda congelados durante el periodo 2020 y 2021. Es decir; los motores y diseños aerodinámicos que ya fueron homologados por cada fabricante para esta temporada, serán también los que se utilicen en 2021.

Por tanto, esas partes ya homologadas en marzo de 2020 no podrán evolucionarse hasta que concluya la temporada 2021. En lo que respecta al año en curso, esta norma no sólo se hace efectiva a los cuatro grandes fabricantes (Honda, Ducati, Yamaha y Suzuki), sino también a las marcas que disponen de concesiones (KTM y Aprilia), que tenían la posibilidad de poder evolucionar el motor durante la temporada y, tras esta norma, no podrán acogerse a esa posibilidad durante 2020. «No habrá actualización de ninguna pieza homologada durante la temporada 2020. Esto se aplica a todos los fabricantes, dispongan o no de concesiones», reza el comunicado de Dorna emitido este jueves.

Una vez comience la temporada 2021, se restablecerán las regulaciones actuales: las marcas con concesiones (KTM y Aprilia) podrán evolucionar el motor durante el año y las que no tienen concesiones no tienen permitido desarrollarlo. Por tanto, para ellas, la especificación del motor de 2020 tendrá que ser utilizada durante dos temporadas sin ninguna posibilidad de evolución.

¿Esto qué quiere decir? Entre otras cosas, que los fabricantes que hayan errado con el desarrollo del motor de 2020 no tendrán opción de remediarlo en un lapso de dos temporadas.

Más estricto aún en Moto2 y Moto3


Y si la congelación de MotoGP ha sido estricta, la de Moto2 y Moto3 lo será aún más: se congelan las especificaciones de toda la moto en ambas categorías hasta finales de 2021.

En lo referente a Moto2, donde el motor es el mismo para todos los pilotos (tricilíndrico de Triumph de 765cc), estará prohibido para los fabricantes de chasis utilizar una nueva versión hasta que concluya la temporada 2021. Eso sí, para el periodo 2020-2021 se les permitirá homologar un chasis actual o alguno previo. «Cada equipo deberá entonces declarar un máximo de dos especificaciones de chasis y basculante por piloto de su lista de homologación de fabricantes de chasis», expone Dorna.

En Moto3, las especificaciones de las motos que fueron presentadas en el GP de Qatar de 2020 serán congeladas para 2020 y 2021. No se permiten mejoras en ninguna parte de la moto.

La Comisión de Grandes Premios también prohíbe el uso de los dispositivos para regular la altura tanto en las Moto2 como en las Moto3.

Deja un comentario

Volver a la home