Valentino Rossi conseguía este fin de semana en Argentina su segunda victoria de la temporada demostrando que a sus 36 años vuelve a aspirar a todo. El nueve veces campeón del mundo protagonizaba junto a Márquez una carrera difícil de olvidar basada en su experiencia y una acertada estrategia. La clave fue la elección del neumático trasero, que terminó influyendo de manera contraria en el ritmo de los dos pesos pesados de la categoría.

Imágenes | Repsol Media

Rodar en 1:39 se antojaba condición indispensable para obtener un buen resultado en Termas de Río Hondo. Se demostraba así en entrenos, donde todos los pilotos marcaban cronos constantes en esa fracción, a excepción de Aleix Espargaró, que con el neumático más blando conseguía bajar hasta el 1:38 el primer día, y exceptuando también al FP3, donde con una temperatura 20 grados menor que la de carrera, los seis primeros clasificados superaron la barrera del 1:39.

Por lo general, desde el primer entreno los tiempos han sido más rápidos que los de la anterior edición, pero sin presentar grandes diferencias. Valentino Rossi batía el récord oficial de la pista con el 1:39.0 marcado en la vuelta 20 de carrera sobre el 1:39.2 de Pedrosa, aunque no se batía así el de la pole: 1:37.8 de Marc respecto a su 1:37.6 del año pasado.

Duro o extra-duro, he ahí la cuestión

De cara a la carrera, la elección del neumático trasero condicionaría el ritmo tal y como declaraban los pilotos al finalizar las 25 vueltas. El extra-duro, neumático ideado por Bridgestone para circuitos como este, donde las temperaturas son muy elevadas sobre todo en el flanco izquierdo, terminó siendo la opción acertada. «Basándonos en nuestros análisis durante el fin de semana, nuestra recomendación para los pilotos oficiales de Honda y Yamaha era usar el extra-duro trasero para la carrera, pero cada piloto realizó su propia decisión dependiendo de su estrategia de carrera y los reglajes de su moto», declaraba Masao Azuma, ingeniero jefe del departamento de desarrollo del proveedor oficial de gomas.

Marc Márquez - Motorbike MagazineEn una decisión más parecida a la Fórmula 1 que a las motos, y con el agravante de que las simulaciones de carrera del sábado se realizaron con temperaturas mucho más bajas que las presentes a la hora de la carrera, Márquez se decantó por el duro y Rossi por el extra-duro. El de Cervera comentaba concluida la carrera que el ritmo de Rossi era superior al suyo con el compuesto más duro, por lo que decidió arriesgar en la primera parte de carrera, sabiendo que el rendimiento podría bajar en la parte final; y así fue.

Márquez pudo rodar desde las primeras vueltas en el 1:39 bajo, parte de la carrera donde se escapó, marcando entre sus vueltas el récord oficial hasta el momento, 39.0 en el segundo giro. Sin embargo, a partir de la vuelta cinco, Marc no conseguía rodar por debajo del 39 medio, llegando al ecuador de carrera en una situación en la que no podía bajar de la barrera del 39.8 mientras veía como Rossi le arañaba tiempo. Solo cuando el italiano estaba a un segundo fue capaz de marcar cronos por debajo del 39 medio, pilotando su RCV al límite según nos mostraban las cámaras.

Ritmo Rossi - Motorbike MagazineRitmo Márquez - Motorbike Magazine

Mientras tanto, el ritmo de carrera de Valentino siguió una trayectoria ascendente, como podéis comprobar en la imagen, totalmente distinta a la descendente de Márquez. Las buenas sensaciones de Rossi con el compuesto más duro le hacían capaz de rodar a partir de la vuelta 15 por debajo del 39 medio, un ritmo que en esa parte de la carrera era ya inaccesible para el actual campeón. La vuelta rápida de Rossi llegaba en el vigésimo giro, además récord oficial del circuito: 1:39.0. Mientras Rossi conseguía enlazar hasta ocho vueltas por debajo del 39 medio, Márquez solo enlazaba tres en el inicio y dos al final -giros 21 y 23-.

Imposible saber qué habría pasado si el 93 no se hubiese ido al suelo, pero la experiencia de Rossi a la hora de elegir goma y su buen feeling con un neumático que debutaba en Argentina, le permitieron inquietar a Márquez en una carrera que parecía ganada para la marca del ala dorada.

Análisis del vuelta a vuelta completo aquí

Análisis de la vuelta rápida aquí

Velocidades máximas aquí