Después de afrontar algunas temporadas con parrillas “desnutridas” que ni siquiera alcanzaban las 20 unidades, MotoGP se embarcó en un periodo de transición con la llegada primero de las CRT y posteriormente de las Open. Estas subcategorías consiguieron el objetivo de poblar nuevamente la categoría reina y, una vez se ha constituido una base sólida, las Open pasarán definitivamente a la historia al acabar la temporada 2016. Ahora Dorna busca el asentamiento y éste llegará a partir de 2017, donde comenzará un periodo de cinco años bajo un mismo reglamento. En este artículo te desgranamos cómo será la categoría reina a partir de 2017 y hablamos sobre la llegada de KTM, prevista para dentro de dos temporadas.

 

MotoGP 2017 – 2021: En busca de la estabilidad

Assen fue el lugar elegido por Dorna, la FIM e IRTA para llevar a cabo una rueda de prensa conjunta en la que se establecieron las líneas maestras del reglamento del Mundial de MotoGP para el periodo entre 2017 y 2021.  La nueva era que arrancará en la clase reina en 2017 se basa en tres premisas fundamentales: estabilidad, sostenibilidad e igualdad. La última de estas claves comenzará en cierta manera a dibujarse el próximo año, cuando todas las motos de la parrilla de MotoGP estarán equipadas con el mismo software dentro de la centralita única Magneti Marelli. Cabe recordar que desde el 1 de julio el desarrollo del software ha sido congelado, por lo que todas las marcas tendrán que trabajar en común en el nuevo software único del que dispondrán todas las motos a partir del año que viene. Pero esto será un paso intermedio para lo que espera en ese lustro 2017-2021, algo que vamos a empezar a desgranar.

La nueva era que arranca en 2017 se basa en tres premisas fundamentales: estabilidad, sostenibilidad e igualdad

A partir de 2017 habrá seis fabricantes: los cinco actuales –Honda, Yamaha, Ducati, Suzuki y Aprilia– más KTM, que llegará esa temporada y de quien hablaremos más adelante en este artículo. El número mínimo de motos en parrilla será de 22 y el máximo de 24, siempre con 12 oficiales y el resto satélites. Por lo tanto, cada fabricante deberá poner en pista dos motos oficiales y tendrá además un mínimo de dos y un máximo de cuatro satélites, ofreciendo el alquiler de éstas a los equipos privados por un precio máximo de 2,2 millones de euros. Es un ahorro importante respecto al coste en el que se mueven ahora los prototipos, que rondan los 3,5 millones, aunque estas cifras no incluyen los costes por caídas ni el material de desarrollo, lo que aumenta el presupuesto que los equipos manejan actualmente hasta los 6 millones de euros. Este incremento de 2,5 millones se puede trasladar directamente al presupuesto que habrán de afrontar los equipos privados a partir de 2017 y que dejará la cifra por debajo de los 5 millones –costes de personal, viajes y transporte no incluidos–.

MotoGP 2017 - Motorbike MagazineA partir de 2017 habrá seis fabricantes: Honda, Yamaha, Ducati, Suzuki, Aprilia y KTM. Si marcas como BMW o Kawasaki quieren ingresar en el campeonato, tendrán que hacerlo a través de un equipo privado.

De esta manera se forma un elenco cerrado, equitativo y competitivo, con un total de seis marcas presentes y una parrilla bien poblada.  ¿Y qué sucede si marcas como BMW o Kawasaki se plantean estar en la parrilla de MotoGP? Pues que no podrán hacerlo como fabricantes, ya que no se admitirá la llegada de más, pero sí tendrán la posibilidad de negociar con equipos privados ya existentes para ocupar una plaza en el campeonato. Además, Dorna tendrá la potestad –que no la obligación– de comprar la plaza de los dos últimos equipos clasificados al término de la temporada para ofrecérsela a otros interesados en ingresar en el campeonato, tal y como aseguró Carmelo Ezpeleta.

El promotor del campeonato quiere facilitar las cosas a los equipos privados, por lo que incrementará en un 30% su apoyo económico a éstos, lo que podría traducirse en una aportación de unos dos millones de euros. Esta medida supondría un balón de oxígeno para estos equipos, que con la ayuda de Dorna podrían alcanzar un alto porcentaje del presupuesto necesario para completar la temporada. Además, se definió que el calendario estará compuesto por un mínimo de 18 Grandes Premios y un máximo de 20.

MotoGP 2017 - Motorbike Magazine

 

Llega KTM

Como ya hemos comentado, habrá seis marcas en MotoGP a partir de 2017. Sólo falta por incorporarse KTM, que ya ha hecho oficial su regreso y está trabajando en ello. La fábrica de Mattighofen ya tiene hasta nombre para el prototipo que desembarcará en la categoría reina en un par de temporadas, la RC16, que está siendo desarrollada con Mike Leitner –antiguo jefe de mecánicos de Dani Pedrosa– al mando de las operaciones.

La marca austriaca ya estuvo en MotoGP en 2005 suministrando motores al equipo Proton de Kenny Roberts, pero esta unión no fue fructífera y tuvo una ruptura prematura. Pero KTM no abandonó la idea de desarrollar su propio propulsor de MotoGP y años después retomaron el proyecto invirtiendo en él un presupuesto generoso. Pusieron en pista un potentísimo motor que tenía la fiabilidad como principal punto débil, algo que acabó traduciéndose en un aparatoso accidente que les invitó a aparcar el proyecto por una temporada.

KTM MOTOGP 2017KTM MotoGP 3.0, un proyecto ¿nuevo?

Con ilusiones renovadas y un largo periodo de desarrollo detrás, KTM se ha propuesto firmemente estar en MotoGP. Ya se conocen muchos detalles de la RC16, que montará un motor V4 y un chasis multitubular de acero “marca de la casa”, con suspensiones WP, una marca en propiedad de KTM –todas sus Moto3 equipan estas suspensiones– que cada vez es más frecuente en la parrilla de Moto2 y que está dando excelentes resultados.

¿Y los pilotos? De momento el probador elegido por KTM ha sido el alemán Alex Hofmann. Aún falta para saber quiénes serán los titulares y cómo se hará efectivo el proyecto, pero todo hace indicar que Red Bull y Aki Ajo tendrán mucho que ver. Y a partir de ahí, surgirán múltiples especulaciones de nombres: Jonas Folger, Stefan Bradl, Johann Zarco empiezan a sonar con fuerza para los planes de la casa austriaca.

Lo que también parece seguro es que KTM comercializará una versión “de calle” de su RC16, algo similar a lo que Honda ha hecho con la RC213V-S, pero lo entrecomillamos porque esta versión de la RC16 realmente sólo está prevista para rodar en circuito. Según parece, saldría a la venta a un precio de 140.000 euros.

Sea como fuere, lo que está claro es que crecerá el número de marcas a partir de 2017 en el Mundial de MotoGP, un campeonato que se acerca con paso firme a la estabilidad, a la sostenibilidad y a un mayor espectáculo. Comienza una nueva era.

1 comentario

Deja tu comentario
  1. Avatar

    Hola,pues me parece genial,todo lo que sea aumentar y agrandar el campeonato mejor,la berdad es que a si emos estado unos años un poco faltos de competencia en la pista,ya que solo eran,no mas de cuatro,pilotos en el mejor de los casos,un poco pobre tratandose de todo un CAMPEONATO DEL MUNDO,ahora solo falta ver si la "formula"funciona como se espera y se ven carreras reñidas,de principio a fin y con ociones a mas pilotos que los astuales a la consecuncion del titulo.Que vivan las CARRERAS DE MOTOS,saludos.Pichu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *