Yamaha ha sorprendido en el Tokio Motor Show con un concepto fuera de lo común. Por si no era suficiente presentar una moto deportiva de tres ruedas o un coche, han lanzado un robot que pilota de manera autónoma y que podemos ver en acción en un vídeo a los mandos de una R1.

Se trata de un robot de apariencia humanoide desarrollado a partir de la fusión entre la tecnología de Yamaha Motor y la robótica de Yamaha I+D. Su objetivo consiste en llegar a controlar los complejos movimientos y comportamientos de una moto de carreras a más de 200 km/h. Por lo pronto podemos ver en este vídeo que este robótico piloto se desenvuelve sorprendentemente bien sobre la YZF, a diferencia de los robots que estamos acostumbrados a ver en otros ámbitos realizando tareas cotidianas del ser humano aún de forma algo más torpe. ¿Serán capaces de desarrollar un prototipo a la altura de la élite de la competición?

Galería de fotos

Encuentra aquí toda la actualidad de las novedades 2016