Mentes inquietas hay muchas, pero que lleven a buen puerto una idea loca no tantas. El británico de 47 años James Bruton es uno de esos ingenieros-inventores atípicos (por supuesto, también Youtuber) capaz de hacerlo. Antiguo diseñador de juguetes, especialista en electricidad y robótica, es un fan del "hazlo tú mismo" y de la innovación por ensayo-error.

Su última creación es una pequeña moto eléctrica caracterizada por emplear 4 pequeños motores eléctricos para alimentar las 4 ruedas tipo Mecanum, es decir, omnidireccionales (parece una rueda circular convencional pero su interior está repleto de rodillos montados diagonalmente). La transmisión es por correa dentada.

Nuestro protagonista comienza utilizando su moto-tornillo dentro de casa, demostrando la precisión del invento, para después recurrir a un parking y sacar a relucir todo el potencial de esta máquina. Gracias a la configuración de las ruedas también pues desplazarte lateralmente como un cangrejo, lo que te facilitará muchas maniobras de estacionamiento en ciudad.

Según el propio Bruton: "¿Recuerdas cuando hice una bicicleta con una rueda omnidireccional en la parte delantera? Un tiempo después seguí adelante e intenté hacer una bicicleta con dos ruedas omnidireccionales. Tan pronto como monté esa versión me di cuenta de que habría sido mejor haber hecho ruedas Mecanum. Por lo general, se usan en las cuatro esquinas de un robot para que pueda moverse en cualquier dirección, pero quería alinearlas para ganar movilidad en todas direcciones".