Moto autónoma a 300 km/h

La Nerve Autonomous Street Racer es una moto autónoma capaz de alcanzar 300 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo segundo y medio. Son sólo algunos datos de esta moto eléctrica que no necesita conductor.



En estos días que se habla tanto de los coches autónomos que poco íbamos a tardar en hablar de la moto autónoma. Sin embargo, a una empresa danesa parece que se le ha ido un poco de las manos, ya que la compañía Nerve ha presentado una moto eléctrica que declara una velocidad máxima de 300 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 1,5 segundos. Es una moto sin conductor, os recuerdo. Esta nueva moto autónoma se llama Nerve Autonomous Street Racer y es un proyecto que se lleva desarrollando desde el año 2002.

Sin duda, se abre una nueva era con la conducción autónoma, pero también una nueva discusión sobre esta cesión de competencias hacia la máquina, sobre todo en términos de seguridad. Ellos son los que deciden y los que podrán ‘evitar’ accidentes, todo un debate ético ya que la máquina puede verse en el dilema de actuar de una forma u otra para elegir el mal menor.

Os recomendamos el artículo sobre el dilema moral de la conducción autónoma del nº19 de Motorbike Magazine.

También se desvanece la idea del mero placer de conducir y ser simplemente un pasajero. Pero si para muchos el coche es un simple medio de transporte, en el caso de la moto parece que no es tanto así; es algo más.

Aun así, no podemos negar la evidencia. El propio director del proyecto, Soeren Ekelund, lo cuenta así: «Estamos viviendo tiempos muy emocionantes en el mundo del transporte y la movilidad. El desarrollo sostenible nos está obligando a todos a replantearnos el concepto de transporte público y privado. Los vehículos del futuro tienen que ser más adaptables, más fuertes, más rápidos, más inteligentes y más verdes».