La caída del warm up acabó siendo determinante para su progresión en carrera

Jorge Lorenzo consiguió una segunda posición muy valiosa en MotorLand Aragón tras un Gran Premio difícil. La caída del warm up fue clave para acabar eligiendo el neumático trasero duro, una decisión fundamental para su rendimiento en la carrera.



El del GP de Aragón no estaba siendo, ni mucho menos, un fin de semana fácil para Jorge Lorenzo. Bien es cierto que el balear estaba con cierta fluidez entre los primeros clasificados y que incluso llegó a meterse en la primera fila de parrilla, pero las previsiones para la carrera no eran demasiado halagüeñas. Jorge no se había encontrado muy cómodo sobre la pista aragonesa, llegando incluso a asegurar el sábado que Márquez estaba «un par de pasos por delante del resto, y tres por delante de mí».

Entre las expectativas de Lorenzo para la carrera entraba la posibilidad de subir al podio, siempre y cuando le aguantasen los neumáticos. El vigente campeón de MotoGP tenía prácticamente decidido que su elección para carrera sería la del compuesto medio trasero, pero la caída que sufrió en el warm up se convirtió en un momento clave para darle la vuelta a la situación.

Y en este caso, la caída afectó de una manera totalmente opuesta a como suele ser habitual. En vez de restarle confianza para la carrera, desembocó en una especie de “carambola” clave para la mejora de rendimiento que demostró ayer, algo que explicó Jorge después de la rueda de prensa oficial: «Al final, algo negativo te aporta algo positivo y la caída en el warm up ha hecho que tuviésemos que comprobar la moto de la caída en caso de flag to flag», decía Lorenzo. Tras la caída y el trabajo de reparación en su box, Jorge salió con esta moto a la vuelta de formación montando el neumático duro trasero, simplemente para comprobar que la M1 se encontraba en buen estado por si tenía que subirse a ella en una hipotética carrera flag to flag.

NombreJorge Lorenzo
Dorsal99
PaísEspaña
MotoYamaha YZR-M1 2016
Ver ficha completa

Entonces entró a boxes para montarse en la otra moto, con la que dio una segunda vuelta de formación para ubicarse en parrilla. Con esa M1 iba a completar la carrera y en ella tenía montado el neumático trasero medio. Sin embargo, las buenas sensaciones que le aportó el neumático trasero duro en la otra vuelta de formación hicieron que, tras consensuarlo con Ramón Forcada en parrilla, se decidiera por una opción que prácticamente tenía descartada: «Elegir ese neumático duro en esa vuelta de calentamiento me ha hecho finalmente elegirlo en la parrilla por instinto, y al final ha salido bien. He sentido buenas sensaciones en esa vuelta incluso yendo lento y en carrera todo ha ido muy bien», declaraba el vigente campeón de MotoGP.

Lorenzo se sacó de la manga en carrera un ritmo más fuerte del que había mostrado durante el fin de semana y consiguió contactar primero con Viñales y luego con Rossi para acabar remontando hasta una segunda posición que le supo a gloria. Durante un momento de la carrera, Lorenzo llegó a ir cuarto y a perder contacto con Márquez, Viñales y Rossi; pero en su foro interno tenía claro que no se había equivocado con la elección de los neumáticos: «Cuando he visto que mis tiempos estaban entre 1:49.2 y 1:49.3 sabía que había hecho bien, e incluso al final los he mejorado hasta el 1:49.0. Lástima que el neumático trasero dijo basta en las últimas cinco vueltas y eso no me ha permitido escaparme de Rossi, que no quería dejarme ir y lo iba a intentar hasta el final. Pero por suerte se ha equivocado», nos decía el piloto del Movistar Yamaha.

Finalmente, la caída que sufrió en el calentamiento matinal dio pie a una situación que le benefició y le hizo acabar segundo en un fin de semana difícil: «Cuando te esperas terminar séptimo y al final terminas segundo, a dos segundos del ganador, la emoción es tremenda», explicó al respecto. Jorge Lorenzo y Ramón Forcada volvieron a dar con la tecla, sumando 20 puntos muy importantes después de tres carreras acabando por detrás de Valentino Rossi, con quien peleará hasta el final por el subcampeonato.

jorge-lorenzo-motogp-aragon-2016-03