La marca española da un salto cuantitativo y cualitativo en su catálogo. Lo hace añadiendo una nueva familia dentro del segmento custom con las nuevas Mitt 808, un modelo estándar al que le acompañan la Mitt 808 Big Foot de gran carácter y una Mitt 808 Traveler para viajes de gran lujo.

Con esta familia, la firma amplía el catálogo en cuanto a cilindradas más altas con un nuevo motor V-twin, una clara elección por atraer a los más puristas y una inspiración en la tradición custom americana.

También es un salto cualitativo. Lo vemos en los diseños, increíblemente equilibrados y conseguidos, pero igualmente en el equipamiento, con especial mención a la versión Traveler, con una interesante dotación de componentes y algunos gadgets de motos de lujo.

Tres motos custom A2 para tres usuarios diferentes

Mitt 808

Es la base sobre la que se construye la familia. Parte de un motor bicilíndrico en V de 800 cc que rinde unos 56 cv de potencia, lo que la convierte en moto limitable para el carnet A2. Su conseguida estética sigue los cánones del mundo custom y permite a la firma adentrarse a la marca en un nicho muy particular, que cuida el diseño y la autenticidad de su ADN, algo con lo que cumple.

Mitt 808 Big Foot

Si la base ya es un modelo que ha sorprendido, ojo con las variantes. Para empezar, esta Mitt 808 Big Foot hace honor a su apellido con una impresionante rueda trasera de 240 de sección, una medida reservada a modelos tan exclusivos como las Diavel/XDiavel, Rocket 3, Fat Boy o Breakout. En este caso, eso sí, por menos de 10 mil euros. El resto de aspectos estéticos cumplen con gran acierto y actitud agresiva, algo en lo que el color negro ayuda mucho.

Mitt 808 Traveler

Otro sorpresón en el mundo cruiser y gran turismo es la Mitt 808 Traveler. Con la sencilla base '808', consigue construir con modelo capaz de devorar kilómetros de la manera más cómoda para sus ocupantes. Para abordar las aventuras, se mejora con un equipamiento más adecuado en cuanto a parte ciclo (mejores suspensiones y frenos) y así reforzar la capacidad dinámica de una mole de más de 300 kg. Pero también se refuerza con las mejores comodidades para sus ocupantes (asientos que parecen sofá, maletas y baúl trasero inmensos, carenado y parabrisas...), pero también con detalles que la acercan a una moto de lujo, como la conectividad, los mandos retroiluminados e incluso un sistema de audio.

¿Con cuál te quedas? Descúbrelas al completo a continuación: