Otro proyecto de pila de combustible de hidrógeno en motos

El prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha presentado un proyecto de moto eléctrica con pila de combustible de hidrógeno, una tecnología difícil y costosa, pero que parece también aplicable con éxito en las dos ruedas.


El prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha presentado un diseño de moto eléctrica impulsada por pila de combustible de hidrógeno. A través de su equipo de Vehículo Eléctrico, el cual ya tiene experiencia en presentar motos y coches con interesantes innovaciones, ha hecho las primeras pruebas completas con éxito en circuito y el objetivo es aportar ventajas frente al uso de motos eléctricas convencionales de batería.

El proyecto está liderado por el estudiante de posgrado Aditya Mehrotra, que investiga junto a su profesor, el ingeniero mecánico Alex Slocum, titular de la cátedra Walter M. May y A. Hazel May de Energías Emergentes. Todo empezó por el amor de Aditya por las dos ruedas y su interés por aplicar la tecnología del hidrógeno en una motocicleta. Él y sus compañeros estudiaron la teoría y creyeron que podría funcionar en la práctica, por lo que se pusieron manos a la obra para hacerlo realidad.

El diseño es una plataforma de código abierto que permite intercambiar componentes y que otras organizaciones puedan acceder y editar a su antojo y libremente sus propias versiones basadas en los desarrollos realizados por estos estudiantes del MIT.

moto electrica hidrogeno MIT 3Este equipo reconoce que los vehículos a baterías son beneficiosos para el medio ambiente. Sin embargo, aún se mantienen retos y limitaciones en autonomía y otros problemas asociados a la minería del litio y sus emisiones en el proceso. Por eso, el objetivo era explorar el vehículo con pila de combustible de hidrógeno como una alternativa limpia y, además, permitiendo hacer un repostaje de hidrógeno tan rápido como los vehículos con motores de combustión.

A diferencia de otros proyectos del equipo, el cual forma parte del MIT desde el año 2005, la moto eléctrica no participará en ninguna competición y sólo será mostrada como un banco de pruebas en diferentes citas y conferencias. El prototipo, en el que han trabajado una docena de estudiantes desde enero de 2023, ya se presentó en un encuentro sobre esta tecnología (Hydrogen Americas Summit) y en mayo hará su aparición en Países Bajos (World Hydrogen Summit) aunque su aparición más celebrada ha sido en el CES Las Vegas celebrado en la ciudad estadounidense este mes.

El objetivo es poder disponer de una base para poder afrontar ensayos e investigaciones en sistemas de hidrógeno de pequeñas dimensiones con presupuestos ajustados. Esto se dice porque normalmente es muy costoso realizar y probar estos sistemas de hidrógeno y con esta base se pretende llegar a impactar en la industria de la energía.

moto electrica hidrogeno MIT 7La moto se desarrolló durante un curso pieza por pieza y contó con piezas suministradas por socios y ayudados por otros departamentos de la universidad. Un ejemplo es la pila de combustible aportada por la compañía surcoreana Doosan. Para su funcionamiento, se requieren componentes especiales como el depósito del hidrógeno y los conectores. En un principio, el motor utilizado fue un componente externo, pero después se trabajó con una versión desarrollada desde cero más flexible con el proyecto. Por su parte, el chasis utilizado es el de una moto de 1999 (parece el de una Ducati Supersport de los noventa, igual que el basculante e incluso la horquilla) al que se le han hecho modificaciones varias para alojar el motor eléctrico, el depósito de hidrógeno (lo vemos bajo el colín), la pila de combustible y la transmisión.

En el mundo del automóvil, ya es relativamente habitual ver modelos comerciales (ya están a la venta el Toyota Mirai o el Hyundai Nexo de pila de combustible) y lo que tiene que adaptarse es la infraestructura, otro reto para este tipo de movilidad. En el caso de las dos ruedas, el prototipo más avanzado que conocemos es la Kawasaki Ninja H2 HySe, un desarrollo que aprovecha la unión entre las 'big four' japonesas en el consorcio HySe (Kawasaki, Honda, Suzuki y Yamaha) para la investigación en esta tecnología. También ha habido otros estudios y propuestas, pero parece todavía lejos de la calle.