Michelin endurece las carcasas por las altas temperaturas

Las altas temperaturas registradas durante los test de pretemporada llevaron a Michelin a optar por endurecer las carcasas en el Gran Premio para garantizar la seguridad y evitar problemas de sobrecalentamiento.


Las condiciones que encontraron los pilotos y equipos de MotoGP el pasado mes de febrero en Mandalika no fueron las mejores. Además de la suciedad en pista de la primera jornada debido a las obras que se estaban realizando en las inmediaciones del circuito, el asfalto se estaba deshaciendo en algunas zonas y la temperatura de pista llegó a estar muy próxima a los 55 grados.

La organización del circuito de Mandalika no tardó en ponerse manos a la obra para intentar solventar los problemas con la superficie, reasfaltando desde la curva 17 hasta la 5 con un estrecho margen de tiempo previo al Gran Premio. Por su parte, Michelin analizó todos los datos recabados en los test y también decidieron hacer cambios de cara al GP para evitar problemas.

La firma francesa ha decidido llevar a Mandalika unas carcasas más duras en todos sus neumáticos a fin de evitar el riesgo de sobrecalentamiento que ya se dejó entrever en los test. Esta situación ha llevado a Michelin a actuar con esta nueva carcasa, ya que el cóctel entre altas temperaturas, nuevo asfalto en más de un tercio del circuito y la alta media de velocidad que tiene la pista de Mandalika podría traer problemas de temperatura.

Foto: Michelin

Los compuestos sí serán los mismos que en los test, pero tendrán este revestimiento más duro. Habrá tres opciones delanteras (blando, medio y duro) simétricas, y tres opciones traseras, en este caso asimétricas y con el flanco derecho más duro. Además, en caso de que fuera necesario, Michelin podría ofrecer una especificación adicional delantera aún más dura si las temperaturas del asfalto rondan los 60 grados.

«Los días de test fueron muy positivos desde el punto de vista de los neumáticos, pero rápidamente nos dimos cuenta de que, debido a la combinación del nuevo asfalto, el rápido trazado y las altas temperaturas, los neumáticos estaban recibiendo demasiado estrés y se sobrecalentaban», comenta el máximo responsable de Michelin en MotoGP, Piero Taramasso.

«Como consecuencia, hemos modificado la asignación para el fin de semana de la carrera: mantendremos los mismos compuestos que durante los test dieron muy buenos niveles de niveles de agarre y consistencia, pero los hemos montado en una carcasa especial, que están diseñada para controlar las temperaturas de forma más eficaz. Con estas soluciones sentimos más confianza para la carrera, y el hecho de que la pista haya sido reasfaltada también debería ayudar», añade Taramasso.

Cambio de carcasas y de medio asfalto: ¿de cuánto sirvieron los test?


Sobre todos estos cambios ya nos advertía Ramón Forcada en la imperdible masterclass técnica que compartimos junto a él y junto a Juan Martínez tras la pretemporada: «El primer día fue un caos absoluto. Hicieron una cosa que yo nunca había visto en 33 años, que es obligar a los pilotos a rodar para limpiar la pista. Esto lo habíamos hecho con coches, girando con coches de alquiler, con máquinas... Pero obligar a los pilotos a rodar no lo había visto», empezaba repasando Forcada sobre los test de Mandalika.

«Al final, el último día la pista estaba mucho mejor, pero la están reasfaltando. Por lo cual, lo que hemos hecho allí sirve para saber si giras a derecha o a izquierdas. Una cosa que sabemos es que los neumáticos no serán los que había en los test y que el asfalto será diferente en medio circuito. Por lo tanto... a la lotería otra vez», zanjaba el ahora jefe de mecánicos de Andrea Dovizioso en el WithU Yamaha. Recuerda que si quieres repasar aquella masterclass técnica en vídeo, puedes hacerlo desde aquí.

Deja una respuesta

Volver a la home