Sólo seis pilotos tienen contrato más allá de este año

Tras la renovación de Joan Mir con Suzuki, únicamente 6 de los 22 pilotos de MotoGP tienen resuelto su futuro más allá de 2020. Así está la situación, marca por marca.


La crisis del coronavirus ha provocado que aún no haya carreras y que, por ende, se haya quedado prácticamente congelado el mercado de fichajes en un año que tenía que dar mucho que hablar en este apartado.

Antes de empezar el año, Rabat era el único que tenía contrato más allá de 2020 (hasta 2021, en su caso). En enero, Yamaha dejó resuelto el futuro de Viñales y Quartararo con el equipo oficial hasta 2022 y en febrero Honda anunció la renovación de Marc Márquez hasta 2024. El confinamiento tampoco ha estado exento de noticias, ya que Suzuki anunció hace dos semanas la renovación de Álex Rins y el pasado fin de semana la de Joan Mir; ambos seguirán hasta 2022.

Aun así, todavía son 16 los asientos de MotoGP que no están confirmados para 2021, incertidumbre que se ha visto agravada por la falta de carreras. El campeonato sigue a la espera de reanudarse (se habla de finales de julio), lo que reactivaría el mercado, aunque con mucho menos margen de maniobra, porque la temporada (si se acaba celebrando) será claramente más corta que las anteriores. Así están las cosas ahora mismo, marca por marca:

Honda: Marc Márquez 'atado', el resto en duda


Honda se centró en dejar resuelto el futuro de su gran baluarte antes incluso de que empezase la temporada, y además lo hizo con sorpresa: Marc Márquez no renovó por dos años, sino que lo hizo por cuatro (contrato inédito en MotoGP), por lo que será piloto del Repsol Honda hasta 2024. El ocho veces Campeón del Mundo dejó su futuro resuelto en el mes de febrero y además con una vigencia de cinco temporadas; la de 2020, si es que se celebra, y las cuatro siguientes.

HRC puso los cimientos y se quitó de encima la mayor preocupación referente a los contratos. Ahora les queda resolver qué sucede con Álex Márquez (cuyo contrato es de un solo año), Cal Crutchlow y con Takaaki Nakagami. La situación más delicada la tiene el pequeño de los Márquez, que tendrá poco tiempo para hacerse valer y para intentar ganarse la renovación. Tendrá que hacerlo, además, en un campeonato atípico, que en el caso de disputarse podría tener tan sólo 10 o 12 Grandes Premios.

En lo referente al LCR Honda, tanto Crutchlow como Nakagami tienen vínculo directo con HRC. El británico ha borrado los fantasmas de una posible retirada y admite que escuchará ofertas («Cuando empiece la temporada hablaré con otras fábricas», dijo), aunque le dará prioridad a Honda, marca con la que compite desde 2015. Lo que parece más complicado es que Nakagami pierda su asiento, ya que es la baza japonesa de la fábrica del ala dorada. Su progresión también está siendo notable pese a llevar una versión anterior del prototipo que utilizan tanto los pilotos oficiales como Crutchlow.

Yamaha: sólo queda Petronas; dependerá de Rossi


Yamaha fue la marca más hábil a la hora de cerrar sus contratos. En el mes de enero, en cuestión de tres días anunciaron la renovación de Viñales hasta 2022, el fichaje de Quartararo por el equipo oficial para 2021 y 2022, dejaron la puerta abierta a Rossi para que siguiera en Petronas con moto oficial en el caso de querer continuar en MotoGP, y anunciaron la llegada de Jorge Lorenzo como probador.

Es decir, que solucionaron muy rápido la papeleta del equipo oficial, atando a la dupla Viñales-Quartararo hasta 2022 y dejando sin opciones a las fábricas que tenían a ambos en su lista de deseos (véase Ducati en el caso de los dos, y Suzuki en el de Viñales).

Así las cosas, lo único que le queda por resolver a Yamaha es qué pasa con el equipo Petronas, y ahí será Valentino Rossi el que mueva las fichas. A sus 41 años, el italiano tiene en el aire si sigue o no compitiendo más allá de 2020, pero el parón actual y lo atípico de este año ha favorecido a la idea de que quiera seguir al menos un año más: «Espero continuar en 2021», dijo recientemente. En este caso, lo más normal es que Franco Morbidelli fuese su compañero en el Petronas Yamaha, pero el fichaje de Jorge Lorenzo como probador puede hacer que al mallorquín le pique el gusanillo. El pentacampeón sólo tiene un 2% la puerta abierta a esa posibilidad de regresar, pero tiene claro que, si vuelve, lo haría con Yamaha.

Foto: Jesús Robledo

Suzuki: trabajo hecho


Los planes de Suzuki pasaban, desde hace meses, por renovar tanto a Álex Rins como a Joan Mir. Y así ha sido. Durante el periodo de confinamiento anunciaron la extensión de contrato de ambos hasta 2022, asegurándose en sus filas a dos de los grandes talentos que pueden pelear en el presente y en el futuro por las posiciones de honor en MotoGP. Y ya de paso, se aseguran que marcas hambrientas de talentos jóvenes (como puede ser Ducati) quieran pescar en la fábrica de Hamamatsu.

A Suzuki sólo le falta resolver cuándo tendrán equipo satélite, pero teniendo en cuenta cómo está siendo este año, esa idea posiblemente se demore y no llegue aún en 2021.

Ducati: un mar de dudas


Ducati ha sido, posiblemente, la marca más perjudicada por los movimientos tempraneros. En cuestión de meses y sin que haya empezado la temporada, a los de Borgo Panigale se les han ido cerrando las puertas, una detrás de otra. Ni Quartararo ni Viñales, dos pilotos que interesaban a la firma italiana, ni Marc Márquez (el sueño dorado de cualquier marca con músculo económico), ni la remota posibilidad de ir a por pilotos jóvenes y de garantías como Rins o Mir.

Ahora a Ducati, la marca con más motos en parrilla (6), le quedan muchas dudas por resolver. Teniendo en cuenta los tres subcampeonatos seguidos que acumula, Andrea Dovizioso parece ser la mejor opción; el piloto y la marca parecen condenados a entenderse, pero la hipótesis de un cambio de aires (KTM empezó a sonar el año pasado) o de una retirada a final de año también están ahí.

Foto: Jesús Robledo

Danilo Petrucci se hundió nada más firmar la renovación el año pasado después de un gran inicio de 2019, por lo que Ducati podría apostar por pilotos con proyección de futuro para ese asiento oficial. Dentro de la marca podría haber un candidato claro: Jack Miller, que subió al podio en cinco ocasiones el año pasado. Pecco Bagnaia también puede mostrar sus credenciales esta temporada llevando una GP20 idéntica a la de los oficiales y Miller, mientras que Johann Zarco dará el máximo con el Reale Avintia (Desmosedici GP19) para ganarse un ascenso.

El único que tiene las cosas resueltas en Ducati es Tito Rabat, que tiene contrato con el Reale Avintia hasta 2021. Los otros cinco asientos están aún en duda. Después de que a Ducati se le cerrasen las puertas de sus principales deseos de mercado, tendrán que mirar dentro de la marca para construir su futuro en la próxima ventana de fichajes. Alternativas interesantes tienen, aunque quizá no tanto como para pensar en luchar de tú a tú con Márquez.

KTM: A Pol Espargaró no le faltarán pretendientes


El proyecto de la firma austriaca afronta su cuarto curso en MotoGP y el crecimiento es constante, pero aún siguen lejos de optar a complicarle la vida a las cuatro principales marcas. Pol Espargaró se ha echado el equipo a las espaldas y es la principal baza de KTM. Su fantástico trabajo con los de Mattighofen, sobre todo en 2019, ha revalorizado al de Granollers, que a sus 28 años aún podría tener opciones de aferrarse a un tren ganador en MotoGP.

La unión de Pol y KTM es fuerte, pero Espargaró podría ser una opción a tener en cuenta para otros fabricantes, como por ejemplo el caso de Honda (¿y Ducati si pierde a Dovizioso?). De hecho, Alberto Puig ya piropeó a Polyccio diciendo que «creo que iría muy rápido con una Honda».

Espargaró se muestra muy satisfecho con el trato recibido por parte de KTM y se encuentra muy cómodo, pero también valorará ofertas en un momento clave en su carrera deportiva. Esto decía a MOTORBIKE MAGAZINE a inicios de abril a colación de las declaraciones de Puig: «Tengo mucho respeto por Alberto, porque es un team manager muy, muy bueno. En momentos complicados en Honda, como ha sido el paso de Jorge (Lorenzo), ha seguido sacando resultados con Marc (Márquez). Al final, cuando los dos lados de la balanza, del box, no están equilibrados, seguir manteniendo el ritmo y la constancia tanto por el lado de Marc Márquez como por el lado de Alberto Puig, es una gestión muy buena. Les tengo mucho respeto. Sinceramente, creo que es una moto con la que podría encajar. También hay otras, pero la Honda tiene un estilo parecido a las KTM, muy agresivo. Sí que es cierto que pilotando detrás de muchos pilotos no me siento a gusto, sobre todo detrás de las Yamaha me cuesta muchísimo incluso hacer una vuelta a rueda, pero cuando voy detrás de la Honda de Marc, es cuando voy más cómodo. Sí que es cierto, evidentemente, que va más rápido que nosotros, pero es cuando yo puedo sacar mi estilo de pilotaje y puedo fusionarme un poco más con el piloto que tengo delante. Visto eso, sí que la Honda podría ser una moto que encajaría conmigo, pero ahora mismo estoy felizmente en KTM, me tratan muy bien, estoy súper contento con ellos, me están dando todo lo que pido y gracias a ellos estoy así de valorado ahora mismo. Así que seguiré trabajando duro para ellos hasta que se termine mi contrato y luego, ya veremos».

Así pues, en lo que respecta al plantel de KTM se antoja fundamental saber qué pasará con Espargaró. Si algo ha cuidado también la marca austriaca es a los pilotos jóvenes, algo que demuestra la presencia de Brad Binder en el equipo oficial como gran apuesta de futuro. En cuanto al Red Bull KTM Tech3, Miguel Oliveira es la punta de lanza. KTM tendrá que cuidar también al portugués, que cuajó un debut más que notable con el equipo satélite. Su compañero, Iker Lecuona, sólo tiene un año de contrato. De lo que pase en pista y en los despachos (si hay o no dominó de fichajes en KTM), dependerá su futuro en esta marca.

Aprilia: En manos de Aleix Espargaró y del TAS


Aleix Espargaró era otro de los pilotos que tenía en mente la retirada a final de año, pero tras un 2020 tan extraño y marcado por el parón, es posible que quiera alargar su estancia en MotoGP. «Quizá, después de este parón, todos lo que teníamos eso en mete nos lo replanteamos», dijo recientemente.

La notable evolución de la Aprilia RS-GP 2020 podría darles por fin armas para luchar por resultados aceptables y eso es algo que podría traer implícita la continuidad de Aleix, que de momento es la gran punta de lanza de los de Noale.

Por su parte, Andrea Iannone quedó suspendido durante un año y medio por dopaje, una sanción que recurrirá al TAS. El Tribunal de Arbitraje Deportivo es la única salvación para el italiano, que estaría fuera de las carreras como mínimo hasta junio de 2021 (su contrato con Aprilia expira a finales de 2020). Según lo que suceda con este caso, la marca italiana tendrá que moverse para hacer un fichaje que cubra el puesto de Iannone, al que están apoyando firmemente en esta situación. Si el TAS no le da la razón, el futuro del italiano pinta negro.

Así está el mercado de fichajes de MotoGP


PilotoEquipo
Hasta 2024
Marc MárquezRepsol Honda Team
Hasta 2022
Maverick ViñalesMonster Energy Yamaha
Fabio QuartararoMonster Energy Yamaha
Álex RinsTeam Suzuki ECSTAR
Joan MirTeam Suzuki ECSTAR
Hasta 2021
Tito RabatReale Avintia Racing
Terminan contrato en 2020
Valentino RossiMonster Energy Yamaha
Álex MárquezRepsol Honda Team
Andrea DoviziosoDucati Team
Danilo PetrucciDucati Team
Pol EspargaróRed Bull KTM Factory
Brad BinderRed Bull KTM Factory
Aleix EspargaróAprilia Racing Team Gresini
Andrea IannoneAprilia Racing Team Gresini
Cal CrutchlowLCR Honda
Takaaki NakagamiLCR Honda
Jack MillerPramac Ducati
Pecco BagnaiaPramac Ducati
Franco MorbidelliPetronas Yamaha SRT
Johann ZarcoReale Avintia Racing
Miguel OliveiraRed Bull KTM Tech3
Iker LecuonaRed Bull KTM Tech3

Deja un comentario

Volver a la home