Motos 125 con las que combinar campo y carretera

Una moto trail es aquella que te permite abrirte paso tanto en el asfalto como fuera de él, y estas cinco motos 125 son ideales tanto para quienes se inician en el mundo de las dos ruedas como para quien busca una compañera versátil en su día a día. Todas, además, se pueden conducir con el carnet A1 o el carnet de coche.


Una moto trail 125 tiene la capacidad de acompañarte en tu día a día, pero también de darte grandes dosis de diversión si en tu tiempo de ocio quieres dejar atrás el asfalto y adentrarte a explorar nuevas rutas por el campo. Nuestras cinco protagonistas son pequeñas motos de aventura a las que no les gustan los límites y quieren llevarte tan lejos como a ti te apetezca, pues están preparadas para abrirse paso por multitud de terrenos.

Las motos trail son las motos más versátiles del mercado, son capaces de moverse por dos mundos muy diferentes. Y las motos 125 son las que están al alcance de un mayor de público, pues pueden ser conducidas con el carnet A1 o el carnet B de coche con más de tres años de experiencia. De modo que si juntamos unas y otras, y nos encontramos con motos trail 125, o motos 125 trail, tenemos una de las combinaciones más polivalentes del mercado. 

Hemos hecho una selección de las algunas de las mejores opciones que hay hoy en día en el mercado y entre ellas no podían faltar modelos como la Macbor Montana XR1, la Malaguti DuneX125, la Rieju Tango 125, la Zontes U1-125 o incluso la Zero DS, que a pesar de ser una moto eléctrica puede conducirse como si fuera una moto 125. Aquí te contamos cómo son para que tomes tus propias conclusiones. ¡Toma nota!

Macbor Montana XR1


La Macbor Montana XR1 es una de las motos trail 125 más destacadas del mercado. Para empezar, es una moto que entra por los ojos, y además tiene a sus espaldas una historia de éxito, respaldada además por el resto de la familia Montana. En 2022 se ha renovado con importantes cambios, como por ejemplo su nuevo motor con homologación Euro5 y refrigeración líquida. El cambio estético respecto a su antecesora es espectacular y ahora es sin duda una de las opciones más atractivas de su categoría. 

Las mejoras en esta versión 2022 también las encontramos en su parte ciclo pues suspensiones, frenos y llantas también han sido puestos al día y cuentan ahora con componentes más refinados. Las llantas, sin ir más lejos, son ahora de radios, mientras que antes eran de aleación, por lo que Macbor busca con este gesto adentrarse aún más en el mundo trail mejorando su capacidad off-road. Ahora la iluminación es LED y la instrumentación se basa en una pantalla completamente digital y llena de información. De momento la marca no ha desvelado más datos sobre este nuevo modelo, pero sin duda hay que tenerlo muy en cuenta cuando hablamos de las mejores motos trail 125 del mercado.

Malaguti DuneX125


Malaguti tiene en su catálogo dos modelos muy similares: la DuneX125 y la Dune125. Pero como en esta selección valoramos la capacidad trail de cada protagonista, nos centraremos en la versión X ya que está mejor preparada para la aventura y el off-road. Como otras rivales, esta versión 2022 toma el relevo en su saga incorporando un motor Euro5, de 13,4 CV y 10,5 Nm de par, aprovechando de paso para incorporar algún que otro cambio. En esta versión X, sin embargo, la frenada equipa un sistema combinado CBS y no ABS como la versión estándar “no X”, para poder controlar así su precio y adaptarla mejor a la conducción sobre tierra.

Eso sí, la parte ciclo no deja nada al azar y en esta ocasión monta un disco de freno delantero de 300 mm, y no de 280, y su rueda delantera es de 21”, por lo que está preparada para hacer frente a todos los obstáculos que pueda encontrar fuera del asfalto. Además, otros detalles específicos de esta versión son la pantalla, que es más elevada, las barras de la horquilla protegidas por un fuelles y su altura libre al suelo más amplia para evitar posibles colisiones. Por otro lado, la instrumentación combina información analógica y digital. 

Rieju Tango 125


Si hay una moto trail 125 que puede sacar pecho por su vetaría, esa es la Rieju Tango 125. Un modelo que lleva el suficientemente tiempo en el mercado como para haber perfeccionado cada uno de sus detalles y ofrecer un producto sin fallos. Desde que llegó ha apostado por ser una moto ligera y de diseño diferente, con rasgos de trial y enduro, pero con todo el confort necesario para el día a día. Es, como se dice, una moto “enduro-excursión”, porque te llevará hasta donde te propongas una vez que has terminado con los quehaceres del día a día.

Su concepto es casi minimalista, lo que la hace ideal para quien se inicia en el mundo de las dos ruedas, y perfecta para quienes busquen versatilidad, polivalencia y la capacidad de circular tanto por carretera, ciudad o campo. Solo pesa 109 kilos, su corta distancia entre ejes la vuelve muy ágil y su manillar elevado facilita los movimientos. Su ciclo es sencillo pero efectivo, con suspensiones de largo recorrido, llanta delantera de 19” y frenada CBS en vez de ABS. Su motor del mismo modo es un monocilíndrico refrigerado por aire con eje de balance. Pero eso sí, la instrumentación es totalmente digital. 

Zero DS


La Zero DS no es una “moto 125”, más que nada porque su motor es eléctrico, pero sí se puede conducir como si fuera una moto 125, por lo que es una seria rival a tener en cuenta en esta selección de las mejores motos trail 125 del mercado. La Zero DS es una moto eléctrica de capacidades trail y estilo aventurero que puede hacer las delicias de quien quiera moverse por la ciudad, la carretera o el campo con cero emisiones. Monta una batería de 14,4 kWh, lo que le permite una autonomía de 169 km en uso combinado, y su motor eléctrico le permite alcanzar una velocidad máxima de 139 km/h con una potencia nominal de 15 CV, lo que le permite ser homologada como una moto de combustión de 125 cc. Y todo con una transmisión directa por correa y sin caja de cambios, claro.

Zero, además de tecnología, también ofrece una buena calidad de componentes, y eso lo vemos en cuanto nos fijamos en su parte ciclo. Los frenos, por ejemplo, cuenta con un disco delantero de 240 mm mordido por una pinza J.Juan y con ABS Bosch. Las suspensiones son Showa, ajustables, y los neumáticos elegidos son unos Pirelli MT-60, con llanta delantera de 19”, por lo que con todo eso ya sabemos que el comportamiento de esta DS va a ofrecer garantías de éxito. 

Zontes U1-125


Es imposible negar que la Zontes U1-125 es una moto que llama la atención. Algunos pensarán que para bien y otros dirán que para mal, pero lo cierto es que no pasa desapercibida. Zontes no se ha andado con medias tintas al dar vida a su U1-125. Para empezar, porque ha recurrido a un motor monocilíndrico con potencia máxima de 14,6 CV (10,8 kW), refrigeración líquida, culata con doble árbol de levas (DOHC) y 4 válvulas, con embrague anti-rebote  Es decir, una apuesta segura. De modo que se asegura casi el máximo de prestaciones que permite su categoría. 

Después, en su ciclo, también va muy bien equipada. Las suspensiones de largo recorrido ofrecen libertad de movimientos fuera del asfalto al igual que los neumáticos de tacos, aunque ambas llantas sean de 17”. Su alto guardabarros es toda una seña estética, así como la anchura del manillar. Llama la atención su basculante asimétrico en fundición de aluminio con nervaduras de refuerzo y forma de banana. Los frenos montan discos de 300 mm delante y 230 mm detrás, con ABS Bosch de dos canales. Y tampoco hay que olvidar su electrónica, donde puede presumir de su sistema de pulsera inteligente PKE (keyless), de una instrumentación panorámica LCD, dos modos de conducción (deportivo o económico) y la tecnología LED en iluminación.

 

Volver a la home