¡Pedazo de motos por menos de 10 mil euros!

Si estás buscando una moto naked de media-alta cilindrada y unos 100 cv de potencia, te contamos cuáles son las mejores opciones que hay en el mercado 2021 por menos de 10.000 euros y algunas de ellas limitables para el carnet A2.


La decisión de comprarte una moto es muy difícil, pero hay algunos segmentos en los que esta elección es especialmente dura. Seguramente, las naked de media-alta cilindrada es uno de esos nichos más peleados y donde las marcas se han esforzado más históricamente para ofrecer lo mejor y al precio más ajustado, un factor del que se puede ir más allá que en otros tipos de motos como las trail y las deportivas.

El compromiso es claro: Hay que ofrecer unas prestaciones atractivas, una tecnología moderna y todo ello a un precio que no sea desorbitado. Y hay varios ejemplos de que esto se puede cumplir. Para acotar un poco más la búsqueda, hemos querido fijarnos en motos naked 2021 que no sobrepasen la barrera de los 10.000 euros de precio (o que lo superen por muy poco) y que tengan un rendimiento que va un poquito más allá, rondando los 100 cv de potencia, una cifra ya bastante seria. Además, encontramos algunos modelos o versiones limitables para el carnet A2, por lo que los usuarios potenciales se multiplican.

Esta temporada tenemos una interesante selección de motos naked 2021 que pueden ajustarse a estas condiciones. ¡Te contamos cuáles son nuestras favoritas!:

Kawasaki Z900


La Kawasaki Z900 es uno de los modelos que tienen que estar en esta lista. Justo roza con el límite de precio (9.999 €) y ofrece un modelo con un rendimiento de su motor tetracilíndrico muy notable (125 cv, la máxima de esta selección), aunque su éxito lo ha basado también en ofrecerse en una versión para el carnet A2 con 95 cv limitables a 47 cv. La Z900 ofrece unas sensaciones clásicas del motor de 4 cilindros, ahora con una gran seguridad aportada por las ayudas electrónicas (control de tracción, modos de conducción...), luces LED o la pantalla TFT con conectividad, un equipamiento muy mejorado respecto a ediciones anteriores y, sin embargo, logrando mantener el precio final en una cifra muy razonable. A todo esto hay que añadir un factor clave y es el carisma y el atractivo del agresivo diseño de la marca de Akashi que vuelve a ser santo y seña de la Kawasaki Z900.

Yamaha MT-09


La Yamaha MT-09 fue la primera MT de la nueva hornada y lo hizo con un motor tricilíndrico que sorprendió a aficionados y a la competencia. Con el paso de los años, ha ido afinando su funcionamiento, ha ido mejorando su equipamiento y ha ido haciendo más agresiva y personal su estética. De hecho, la evolución en esta temporada ha sido notable en todos sus aspectos, con un cambio notable en su diseño, pero con un enfoque dinámico más ágil y fácil de conducir. Su motor se mantiene en 889 cc con un rendimiento de 119 cv de potencia que junto a un peso de 189 kg, hacen que la puedas llevar de manera fluida tanto por la ciudad como por una carretera serpenteante y de la manera más segura, gracias al paso adelante en la parte ciclo (chasis más ligero, frenos radiales, horquilla invertida regulable) y, sobre todo, en la adopción de una electrónica muy suculenta (control de tracción, anti-wheelie, modos de conducción, etc). Todo ello, el usuario lo puede gestionar con una pantalla TFT de 3,2" a color.

La marca de los diapasones nunca ha confiado en ofrecer una versión limitable para el carnet A2 de la MT-09, un mercado que ya cubre con éxito la Yamaha MT-07.

BMW F 900 R


La BMW F 900 R ha elevado el nivel de competitividad de la marca en este segmento. Para empezar, se ha inyectado un interesante aumento de prestaciones del dócil motor bicilíndrico de 895 cc, con 105 cv de potencia. Para los conductores con carnet A2, disponen de una versión específica limitable. El aumento de su rendimiento viene acompañado de muchas asistencias de serie que hacen la naked alemana muy fácil de conducir, como el embrague anti-rebote o el control de estabilidad. Puedes añadir como extra el control de par MSR y los modos de conducción Dynamic que gestionan un ABS Pro y un control de freno motor. Es interesante resaltar que también viene de serie con la pantalla TFT con conectividad y luces cuneteras, mientras que la parte ciclo está bien equilibrada e incluso mejorada si eliges como extra las suspensiones de ajuste electrónico Dynamic ESA, aunque ojo con todos esos extras porque el presupuesto te dejará un poco atrás ese límite de los 10.000 euros. Sin duda, la BMW F 900 R puede ser una de las más versátiles de esta selección gracias a su gran facilidad de uso y docilidad y, a la vez, la posibilidad de poder apretar los dientes y disfrutar por una carretera de curvas con gran solvencia.

Suzuki GSX-S950


La Suzuki GSX-S950 es la última en llegar a este segmento de motos naked de media-alta cilindrada con un perfil claramente enfocado a los conductores con carnet A2. Y es que se puede decir que es la misma moto que la Suzuki GSX-S1000, pero con una configuración de la centralita que la hace rendir 95 cv para ser limitable. Monta un cuatro cilindros en línea de 'mil' centímetros cúbicos que se combinan a la perfección con una parte ciclo más que sobrada, con suspensiones KYB (horquilla invertida no regulable) y frenos de grandes dimensiones con pinzas monobloque Tokico de anclaje radial delante. Más que suficiente. En el ámbito electrónico sí que encontramos mayor sencillez que su hermana 'mayor'. Dispone de control de tracción y sistema de ayuda en bajas revoluciones y además promete una autonomía de más de 300 km. De momento, no conocemos el precio de esta Suzuki GSX-S950, pero suponemos y esperamos que no superará la barrera de los 10.000 euros para ser competitiva frente a la competencia.

Triumph Street Triple R


Teníamos claro que en esta selección tenía que entrar la Triumph Street Triple S. Sin embargo, la naked británica ha desaparecido del catálogo (aún quedarán unidades a la venta) para favorecer la entrada de la nueva Triumph Trident 660, un modelo que también queda muy por debajo del límite presupuestario que nos hemos impuesto, muy buenas dotes y limitable para el carnet A2, pero quizá no con tantas prestaciones como las rivales que hemos mencionado. Por eso, permitidnos un margen de 100 euros para incluir a la Triumph Street Triple R, con un precio de 10.100 € y un escalón superior que, a la vez, la hace muy competitiva gracias a un equipamiento muy inteligente, ya que no le hace falta llegar al tope de gama ya desplegado en la Triumph Street Triple RS. Dispone de un motor tricilíndrico de 765 cc que consigue un rendimiento espectacular de 118 cv a 12.000 rpm (nos quedamos sin versión limitable en esta familia). Incluye de serie el cambio rápido, embrague asistido, frenos Brembo monobloque de anclaje radial, suspensiones Showa ajustables y tres modos de conducción. Su estética ya es legendaria y luce detalles de esta ya clásica versión como es el chasis en color rojo. Quizá el punto más retrasado está en la instrumentación, un tacómetro analógico junto a una pantalla LCD (en vez de una pantalla TFT), aunque con toda la información clara y, por qué no decirlo, con la magia de ver la aguja física subir de vueltas. Como curiosidad, existe una versión de Triumph Street Triple R Low con un asiento más bajo y accesible: 780 mm (825 mm la estándar).

Deja una respuesta

Volver a la home