Los canadienses Clockwork Motorcycles ha preparado esta Honda de 1971 para crear una discreta  Café Racer que esconde mucho en su interior.

Honda CB750 «Fury» by Clockwork Motorcycles – Motorbike MagazineEl objetivo que se persiguió en este taller de Montreal era desarrollar una preparación que no sólo afectase a la parte estética, también querían sacar “jugo” de la parte mecánica y se pusieron a la obra aumentando la cilindrada de este tetracilíndrico hasta alcanzar los 836cc.

Más cilindrada es sinónimo de mayor capacidad para quemar combustible, así que se recurrió a una batería de carburadores de competición Keihin CR29 y para completar la preparación del motor, se rebajó la culata y se rehicieron los asientos de válvulas. Un escape 4-en-1 cierra el apartado del trabajo realizado sobre el propulsor.

Para la parte ciclo se ha recurrido a sendas llantas de 16” procedentes de Harley-Davidson sobre las que se han montado neumáticos Firestone Deluxe Champion. Con un tambor trasero, era necesario reforzar el equipo de frenos y para ello se han utilizado disco y pinzas de freno procedentes de una Suzuki GSX-R, lo que hizo necesario fabricar un buje delantero personalizado.

Las suspensiones corren por cuenta de una horquilla que también procede de una GSX-R y dos amortiguadores traseros progresivos.

El resultado, espectacular a nuestro criterio, salta a la vista.

¿Y tú qué opinas?

 GALERÍA DE FOTOS DE HONDA CB750 «FURY» BY CLOCKWORK MOTORCYCLES

Más info en la web de Clockwork Motorcycles

Deja una respuesta

Volver a la home