Max Biaggi: «Se me apareció una luz; se me iba la vida»

Max Biaggi sigue recuperándose de su gravísimo accidente mientras entrenaba haciendo supermotard y reconoce que estuvo muy cerca de perder la vida. El expiloto romano confirma que ya no competirá nunca más y que quiere aprovechar la segunda oportunidad que le ha dado la vida.



Ya nos lo contó Max Biaggi en la entrevista que le hicimos en el nº30 de Motorbike Magazine: «¿Mi futuro? He estado muchos años en las carreras y, en cierto sentido, poniendo en riesgo mi físico y vida. Cuando corres, los pilotos no pensamos que es peligroso, pero cuando te quitas el casco y lo ves desde fuera, después de muchos años, te das cuenta de que sí que lo era».

Estas palabras nos las dijo sólo unos días antes de su gravísimo accidente mientras hacía supermotard. Ya recuperándose en casa, Max Biaggi ha afirmado que «he terminado con las motos y ahora sólo me dedicaré a ser entrenador», unas duras palabras que toman el sentido cuando despertó en el hospital. Ahí sintió un fuerte dolor por todo el cuerpo y el doctor Giuseppe Cardillo se dirigió a él: «Biaggi, voy a ser sincero: sólo tienes el 20% de posibilidades de sobrevivir», palabras tras las cuales debía ser intervenido quirúrjicamente con urgencia. Sin duda, parece que la situación llegó a ser mucho más grave en algunos momentos de lo que los comunicados reflejaron afirmando que no se temía por su vida…

En ese momento, el expiloto romano, seis veces campeón del mundo entre 250 y Superbike, reconoce que «se me apareció una luz, me vi de niño con mi madre Olga con un abrigo verde, luego mi padre Piero y mi primera moto, después mis primeras patadas a un balón… No quería seguir en ese viaje y pensé ‘no tiene por qué terminar aquí’».

Es en este punto de las declaraciones (completas aquí),  habla de su pareja, la cantante Bianca Atzei: «Las palabras no bastan para agradecerlo, sólo los gestos» y añade que «quiero tener un hijo, quizá dos». Termina diciendo que «la vida me ha dado una segunda oportunidad y debo hacer todo lo posible para agradecérselo».