Maverick Viñales y Romano Fenati, dos trayectorias opuestas

Cinco años después de la primera carrera de la historia de Moto3, en la que Maverick Viñales y Romano Fenati se postularon como dos de las grandes promesas mundiales, sólo uno de ellos ha conseguido cumplir los pronósticos, mientras el otro cumple ya su sexto curso en Moto3.



El 8 de abril de 2012 dio comienzo de forma oficial una nueva etapa en el Campeonato del Mundo. Ese domingo se disputó la primera carrera de la historia de Moto3, la categoría que reemplazó a 125cc y que cerró definitivamente la presencia de las motos de dos tiempos en el campeonato. Hace ya cinco años desde que el circuito de Losail se convirtió en el primer altavoz de esos motores monocilíndricos de cuatro tiempos y 250cc con un sonido tan característico, lo que supuso uno de los grandes atractivos del primer fin de semana de carrera de aquella temporada.

La nueva hornada de jóvenes promesas se preparaba para dar un paso al frente en una categoría nueva para todos, con “un tal” Maverick Viñales partiendo como un claro favorito al título después de lo que había hecho el año anterior en su debut mundialista en 125cc. Lo que nadie se esperaba es que también surgiera como una exhalación la figura de un jovencísimo piloto italiano que por aquel entonces portaba un casco completamente blanco. Era Romano Fenati, el Campeón de Europa de 125cc en 2011 y debutante en el Campeonato del Mundo en 2012.

Aquella jornada de hace un lustro enfrentó en la lucha por la victoria a Maverick y Romano, de 17 y 16 años de edad respectivamente. Los dos se jugaron un triunfo que acabó en manos del español, con una pizca más de experiencia en el Mundial. El talento de Viñales ya era notable en aquella etapa, pero el de Fenati llamó más la atención por el hecho de tratarse de su primera carrera mundialista. Superó con creces los pronósticos y rizó el rizo en la siguiente prueba, en Jerez, cuando ganó con más de 30 segundos de ventaja sobre el segundo clasificado. En Qatar 2012, con Viñales y Fenati quedaron dos cosas patentes: se había consolidado una estrella y había nacido otra. Cinco años después, sólo la primera afirmación se mantiene.

Maverick-Vinales-Romano-Fenati-Qatar-Moto3-2012_01

Cabe recordar que ninguno de los dos fue campeón en 2012 pese a ser los actores principales de la primera carrera del año, puesto que la experiencia y superioridad técnica de Sandro Cortese le sirvió al alemán para imponerse con merecimiento en aquel año.

Sin embargo, a partir de 2013 empezó a dibujarse una trayectoria ascendente e imparable en el caso de Viñales después de su turbio episodio en Sepang el año anterior, en el que decidió dejar plantado a su equipo por discrepancias con ellos. Por su parte, Fenati nunca ha acabado de explotar pese a reunir los argumentos necesarios para ello y pasar por una estructura en la que lo tenía todo para haber acabado despegando.

La importancia de aprovechar las oportunidades


Espantada en Sepang aparte, Maverick encontró acomodo en el Team LaGlisse. Pidió a gritos una KTM para ganar en Moto3 y en cuanto la tuvo ganó, firmando con Álex Rins y Luis Salom una de las mejores temporadas de todos los tiempos. Ese año, Fenati se mantuvo en el equipo de la Federación Italiana, con FTR Honda, y su desventaja técnica le hundió dentro de la categoría.

NombreRomano Fenati
Dorsal5
PaísItalia
Ver ficha completa

Con el título de Moto3 en sus manos, el gerundense dio el salto a Moto2 con el Pons Racing y volvió a aprovechar la oportunidad. Tenía la confianza por las nubes y era un auténtico diamante en bruto; ganó cuatro carreras en su debut en Moto2, subió al podio nueve veces, acabó tercero el campeonato y tuvo la sangre fría de decir ‘sí’ a Suzuki con sólo 19 años, renunciando a un segundo año en Moto2 en el que podría haber sido campeón para empezar a codearse con los mejores en MotoGP con una GSX-RR que llegaba a la categoría al mismo tiempo que Maverick.

¿Y Fenati? Bien, gracias. Acogido desde 2014 como punta de lanza del Sky VR46 Racing Team, el equipo del que Valentino Rossi es propietario, retomó la senda de la victoria. Consiguió cuatro en 2014 y una en 2015, pero nunca tuvo opciones reales de ser campeón. Aquel muchacho que deslumbró en Qatar seguía sin terminar de cuajar y daba la sensación de haber sido prisionero del éxito que logró nada más llegar al Mundial. Entre tanto, Viñales no dejaba de crecer.

Constante confirmación vs eterna promesa


El de Rosas cuajó un buen debut en 2015 con una moto a la que le faltaba mucho para estar al nivel de las otras tres grandes marcas de MotoGP y se empapó de una experiencia que le sirvió para romper moldes al año siguiente, esta vez con una GSX-RR más competitiva. Brilló en pretemporada, soltó destellos al inicio de año y ya en aquel entonces Yamaha le quería para ocupar el asiento que dejaba libre Jorge Lorenzo. Acabó en Suzuki con una victoria y cuatro podios, escribiendo con letras de oro la historia reciente de una marca hambrienta de éxitos.

La proyección de Maverick era imparable después de haber aprovechado cada una de las oportunidades que se habían presentado en su carrera y de haber tomado decisiones arriesgadas con una seguridad impropia de alguien tan joven. En su destino estaba escrito que acabaría siendo una estrella en MotoGP.

Por su parte, Romano Fenati cavó una zanja en 2016, cuando su fuerte carácter tiró por tierra la oportunidad de seguir creciendo junto al equipo Sky VR46, con el que iba a subir a Moto2 esta temporada. Una fuerte discusión le dejó sin asiento para la segunda mitad de 2016 cuando seguía siendo un aspirante al título, ya que marchaba tercero en el campeonato. Con 20 años recién cumplidos, se vio sin sitio en el Mundial durante medio año y tuvo que esperar para fichar por otro equipo, el actual Marinelli Rivacold, para afrontar la que es ya su sexta temporada en Moto3.

Viñales, con el mundo a sus pies


Basta con mirar la situación actual de 2017 para comprobar la enorme diferencia que ha habido en las carreras deportivas de ambos pilotos. Maverick Viñales es el líder de MotoGP y un claro candidato para ser Campeón del Mundo en su primer año con el Movistar Yamaha, mientras que Fenati sigue atrapado en Moto3 siendo superado por los nuevos jóvenes talentos que llegan sin contemplaciones al Mundial. Los caminos de los dos grandes protagonistas de la primera carrera de la historia de Moto3 han sido totalmente opuestos en el último lustro, pese a que ellos tan sólo les separa un año y tres días desde sus respectivos nacimientos.

NombreMaverick Viñales
Dorsal25
PaísEspaña
MotoYamaha YZR-M1 2017
Ver ficha completa

El mundo del motociclismo nos demuestra una vez más que el talento es fundamental, pero que no es la única garantía de éxito. Hay muchos más factores que influyen en la jugada. Ambos pilotos han tenido oportunidades de oro para triunfar en fuertes estructuras y con material para hacerlo, pero mientras uno se ha convertido en un as de MotoGP, el otro continúa en la categoría pequeña aferrándose a uno de los últimos trenes de su carrera deportiva para intentar demostrar que lo suyo no fue flor de un día. Sea como fuere, de Qatar 2012 a Qatar 2017 hay dos polos opuestos: los caminos divergentes de Maverick Viñales y Romano Fenati.

Maverick-Vinales-MotoGP-GP-Qatar-2017