Viñales apela a la unión como la clave del éxito

Maverick Viñales arranca una nueva etapa en Yamaha con Fabio Quartararo como compañero, después de haber compartido box con Rossi en los cuatro años anteriores. El gerundense considera fundamental la unión dentro del equipo y de la marca para poder pelear por el título, y por su parte se pone deberes: ponerse en el lugar de Yamaha cuando las cosas no vayan bien.


Energías renovadas para Maverick Viñales antes de afrontar la que será su quinta temporada como piloto de Yamaha. El gerundense ha pasado página tras un 2020 para olvidar y que él mismo denominó como la peor temporada de toda su carrera, y afronta el 2021 con otra mentalidad.

Ha aprovechado el parón invernal para hacer 'reset' e incluso para casarse, un nuevo estado civil que ha lucido con orgullo tras la presentación del Monster Energy Yamaha.

Después de esa puesta de largo, Viñales ha atendido por videoconferencia a los medios para hablar sobre lo que espera de la temporada 2021. El piloto catalán confía en que la nueva era que se abre en Yamaha con él y con Quartararo como pilotos oficiales aporte una mayor unidad al equipo, y considera fundamental que vayan "todos a una", poniendo el ejemplo de Suzuki el pasado año. Por su parte, cree que para mejorar esa unidad él deberá ponerse más del lado de Yamaha cuando las cosas no funcionen para intentar entender lo que ocurre, y no centrarse sólo en su rol como piloto.

Estas han sido las reflexiones de Viñales tras la presentación de su equipo:

La unidad que no han tenido en años anteriores, clave para lograr los éxitos: «Creo que para nosotros es muy importante la unidad en el equipo, porque durante los últimos tres años cada uno trabajaba por sí mismo. No éramos todos uno, y creo que con Esteban, al igual que con Jarvis y Meregalli, lo que estamos intentando hacer hacer es unir a los 20 o 24 muchachos que están trabajando dentro del equipo para convertirlo en un solo equipo. Para mí creo que esto es más importante para mantener el buen ambiente y las buenas sensaciones. En los años anteriores ha sido difícil, porque por un lado estaba el equipo de Valentino, por otro mi equipo. Ahora creo que tenemos la oportunidad de ser un equipo completo para avanzar en la misma dirección con ambos pilotos y lograr lo que somos capaces de hacer».

¿Por qué cree que Yamaha ha tardado hasta su quinto año en darle más galones?: «Paso a paso. Los dos primeros años fueron difíciles, porque empezamos muy bien y después se fue empeorando todo. En 2018 no tuve buenas sensaciones con la moto. Luego hubo cambios en el equipo, que mejoraron mucho, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Tenemos que seguir trabajando con la mentalidad de ser todos uno; no sólo mi parte del box, sino todo el equipo tiene que unirse si queremos que Yamaha realmente llegue a ganar un título. Creo que todo el equipo tiene que volcarse. El ejemplo no puede ser más claro: en Suzuki se puede ver la unión que tiene todo el equipo. Tanto Jarvis como Meregalli entienden muy bien lo que me sucede dentro del equipo y es algo bueno. Al final, si es el quinto año, el sexto, el séptimo... Da igual, lo importante es entenderlo y mejorarlo. Al final, la velocidad está, el ritmo está, las ganas y la motivación están. Está todo, así que tenemos que trabajar en los detalles e ir a por todas. El año pasado cuando la moto funcionaba era un espectáculo, así que hay que hacer que funcione en todas las condiciones y en todos los escenarios, incluso en circuitos que no sean favorables para nosotros».

Reitera la importancia de estar más unidos y de tener la mente más abierta: «Cuando el año pasado hablábamos con Yamaha, no tuvimos mucha oportunidad de probar más cosas. Nos llegó sólo un motor y con ese fuimos directamente. No tuvimos la oportunidad de volver al motor del año anterior, porque ya se decidió de antemano que iba a ser ese motor. Yo lo que pido es eso, que nos dejen un poco más de libertad a la hora de decidir. Cuando ya vas directamente con una cosa y lo tienes muy claro, al final estás casado a ello. Es muy importante la unión del equipo. En los otros años lo hemos intentado, pero no lo hemos conseguido. Para mí la incorporación de Esteban (García, jefe de mecánicos) y de Julito fueron una pieza fundamental en lo que yo necesito dentro del equipo; un apoyo mayor, más moral. Al final, pilotar e ir rápido, es complicado que alguien te diga cómo lo tienes que hacer, porque ya estás en un nivel muy alto. Es más trabajar en los detalles, en estar tranquilo y en poder expresarte bien. Con eso yo creo que podremos dar un salto. Lo que decía de Yamaha es que cuando probamos el año pasado ya se decidió ir con el motor de 2020, no tuvimos la oportunidad de volver al del año anterior. Para mí es muy importante que tengamos la mente más abierta y si tenemos que escoger algo, lo escojamos, pero no casarnos directamente con una cosa».

Consistencia en los resultados, aspecto clave para mejorar este año: «Falta mucha consistencia. Si miras los resultados del año pasado de Valentino, Fabio y míos, que éramos los que íbamos con la misma moto, son súper irregulares. Pasábamos del 1º al 10º, del 10º al 5º, del 5º al 1º y del 1º al 11º. Eso es lo difícil de Yamaha. Llegas de un fin de semana en el que todo va perfecto, te cambian el circuito y ya es como si hubieran cambiado la moto. Ahí tenemos que ganar consistencia. Una vez la tengamos y sepamos que en un circuito va bien y que en el siguiente también, todo lo demás vendrá rodado. Hay que intentar encontrar ese binomio. Quizá no vaya tan increíblemente bien la moto en un circuito concreto, pero que vaya bien en todos y que tengamos la oportunidad de estar en el podio o de luchar por la carrera en todos».

Sobre recuperar la jerarquía del equipo oficial sobre el Petronas Yamaha: «Sí que es verdad que parece extraño, pero el Petronas Yamaha iba con una moto muy diferente a la nuestra [Morbidelli], así que a final de año no podíamos hacer prácticamente nada. Intentar dar el máximo, porque no es una excusa y como equipo oficial de Yamaha teníamos que ser la primera moto de la marca, pero hubo cambios y las motos eran diferentes. Yo creo que es importante que tanto Yamaha oficial como el equipo Petronas vayan a una y trabajemos conjuntamente. Luego, que gane el que sea más bueno, pero que todos vayamos a una y construyamos una moto potente y que nos permita ganar».

No se pone aún el título como objetivo: «Ahora mismo el objetivo es llegar a Qatar y probar todo. Es el primer objetivo que hay. Después, ya veremos. La temporada es muy, muy larga. Como objetivo nos pondremos hacer un buen planning, probar muy bien y salir de los test de Qatar con las cosas claras. Ese es el primer objetivo».

Cree que debería ponerse más del lado de Yamaha cuando las cosas no salgan. Tener una actitud positiva para entender qué ocurre y sumar: «Creo que lo que puedo hacer es ponerme en el lugar de Yamaha. Ponerme en el lado de los mecánicos y de los técnicos. Cuando las cosas no van, sacarme el mono, ponerme en el otro lado y entenderé. Para mí es muy importante entender y sumar, y no estar negativo y decir que la moto no funciona. Tratar de ponerme en el lado técnico e ir sumando. Como he dicho, para mí mi prioridad es que Yamaha gane. Veo el trabajo que han hecho, lo que se esfuerzan, me han dejado construir todo mi equipo y he tenido mucha libertad en el equipo en los dos últimos años. Yo quiero sumar en este equipo y llevarles a ser Campeones del Mundo. Intentaré dar mi máximo y tener buena actitud. Lo que voy a hacer diferente es ponerme en el lado de ellos, como si yo fuera Yamaha, no sólo como piloto. Me lo voy a traer al lado personal».

En la presentación ha mencionado que ve a Miller como uno de los rivales a batir. Aun así, pone por delante a Mir y no se olvida de Márquez: «Miller viene mejorando mucho durante los últimos dos años. Está en un equipo oficial, la moto funciona bien... Es al que veo que puede estar más fuerte. Sobre todo en Qatar, en circuitos con rectas largas. Es lo que creo, pero no lo sé. Es muy complicado decir quiénes serán los rivales sin haber hecho ni siquiera un test. Pero bueno, Mir parte como favorito, como el líder, así que habrá que ir a por él».

«Mir parte como favorito, como el número 1. Está en la punta de la lanza, así que todos deberemos mirarle a él e ir a por él. Miller estará fuerte, en Yamaha también hay gente que estará fuerte... y ojalá Marc vuelva y esté a tope, porque es uno de los favoritos y también es una referencia. Es algo positivo».

Ocupará el lado del box que hasta ahora tenía Valentino. ¿Se ve como el nuevo Rossi dentro de Yamaha?: «Eso es darme un galón muy grande. De momento no soy Rossi, necesito muchos títulos para ser Valentino. En Yamaha sé mi papel y sé el peso que tengo ahí, así que voy a tratar de devolver esa confianza que me han dado. Por eso digo que esta temporada es muy importante para mí en todos los sentidos».

Deja una respuesta

Volver a la home