Maverick habla sobre la resolución de MotoGP 2017

En un acto celebrado por Midas en Madrid, Maverick Viñales ha hablado sobre la última carrera de la temporada y ha hecho balance de lo que ha sido su primer año en Yamaha.


Maverick Viñales ha estado este miércoles en Madrid, presentando junto a Midas “Cosmo Connected”, un nuevo dispositivo de seguridad móvil para el casco del motorista. El piloto del Movistar Yamaha también ha atendido a los medios que hemos estado presentes en este evento, analizando lo que puede dar de sí la última cita de la temporada de MotoGP y también cómo ha sido su primer año en Yamaha. Sobre si espera sacar algo positivo este fin de semana, Maverick destaca que «positivo ya poco, porque ya no tengo opciones de ser campeón. De todas maneras, lo positivo es que quiero terminar el año en lo más alto, así que habrá que luchar e intentar estar delante. Está claro que los dos tienen un objetivo; Dovizioso ganar y Marc puntuar, pero nosotros tenemos que intentar estar fuertes y acabar bien el año».

También ha sido preguntado sobre si tiene alguna preferencia sobre el campeón de MotoGP 2017: «Como piloto me gusta ganar a mí. Prefiero que se quede en casa, siempre es mejor que se quede en casa. No estoy a favor de Dovizioso o de Marc, tengo un gran respeto por los dos y ambos han hecho una gran temporada. Cualquiera de los dos que gane se lo merece».

No ve imposible que Dovizioso pueda remontar los 21 puntos de desventaja: «Hasta que no se dé la bandera, siempre hay posibilidades. Dovizioso tiene que intentar estar fuerte y hacer buenos tiempos desde el viernes. Necesita apretar y será importante para él salir y estar delante desde las primeras vueltas, y hacer su carrera».

El gerundense llega a Valencia, la pista en la que en noviembre del año pasado deslumbró en sus primeros test con la Yamaha, ya que fue el más rápido nada más subirse a ella. Sin embargo, destaca que de aquella versión de la M1 sólo quedan «el piloto y los técnicos, la moto es muy diferente. Está claro que la moto funciona bien, cuando encontramos la manera de hacerla funcionar con los neumáticos es una gran moto. Tenemos que ser inteligentes, buscar qué neumático nos puede funcionar bien para la carrera».

«Estamos muy lejos, viendo los resultados tanto en Australia como en Malasia, hubiera costado mucho llegar con opciones de título», admite sobre las opciones de campeonato, que para él terminaron matemáticamente en Phillip Island.

Pese a que ha sido un año de más a menos, en el que partía como favorito al título y ya no tiene posibilidades de ganarlo, el piloto catalán saca una lectura positiva de la temporada: «Al final hay que relativizar un poco la temporada y pensar que ha sido positiva. Es el primer año en Yamaha acabando entre los tres primeros y como primera Yamaha, algo que para mí ha sido muy importante. El nivel ha sido este; intentaremos el año que viene estar a un nivel mayor. Será difícil repetir esta primera mitad de temporada, pero sí hay que mejorar la segunda mitad».