«Me he puesto de fecha límite julio, tengo tiempo para pensar»

El increíble salto adelante de Aprilia en las últimas temporadas es algo que queda fuera de toda duda. La fábrica de Noale pasó de ser 'el patito feo' de la parrilla de MotoGP a convertirse en una de las marcas de referencia de la categoría reina. En 2022 lucharon por el título con Aleix Espargaró, que logró una victoria, el año pasado llegaron dos triunfos más y una Sprint de la mano de Aleix, y en este 2024 ha sido Maverick Viñales el que ha ganado dos Sprints y una carrera larga, y Aleix una carrera sprint.

Los de Noale son la gran alternativa al dominio de Ducati, pero no lo suficiente como plantar cara y luchar tú a tú por el título contra la marca de Borgo Panigale, que ocupa las cuatro primeras posiciones del campeonato con Martín, Bagnaia, Márquez y Bastianini.

Aun así, el gran rendimiento de Aprilia ha convertido a la RS-GP en una de las motos más codiciadas de la parrilla, y como mínimo habrá una libre en el equipo oficial tras la retirada de Aleix Espargaró al final de temporada. Lo que no está del todo claro es si habrá sólo una Aprilia oficial libre... o si serán dos, porque Maverick Viñales también termina contrato a finales de 2024 y no asegura que vaya a seguir dentro de la fábrica italiana.

maverick vinales motogp catalunya 3

Al gerundense se le cuestionó dos veces durante el fin de semana sobre su futuro, la primera el jueves tras conocerse la retirada de Aleix: «Hay dos sillas libres, y no lo sé. A ver cómo juega Massimo a la ruleta». ¿A ti qué te pide el cuerpo? Le preguntaron: «A mí me pide ganar, por eso me levanto cada mañana a luchar, para ganar. Veremos en el futuro. Ahora mismo aquí siento que, en ciertos aspectos, tengo la oportunidad y tengo las armas. Depende de qué circuitos no se llega a más, pero en muchos tenemos la ocasión. Y eso me gusta».

Sobre Bastianini, Márquez y Martín, que podrían ser alternativas potentes para Aprilia si no acaban conformes con la decisión de Ducati, Viñales aseguró que «no se van a mover. ¡Qué se van a mover! En este momento están en la mejor moto».

«Si quieres luchar con las mismas armas ya sabes lo que tienes que hacer. Yo lo he sentido: irte a una moto nueva es difícil, aunque sea la mejor. Es difícil, hay que adaptarse, tus rivales del mismo equipo tienen más experiencia. Para mí ha sido un camino difícil. No sé qué tiene en mente Massimo, pero tiene una buena oportunidad. Tampoco creo que sea fácil para Aprilia la situación que tienen. Creo que habría sido más cómodo que Aleix se hubiera quedado y que hubiesen seguido la dinámica de estos años», añadía.

Y aseguró que tenía margen aún para deshojar la margarita: «Todavía es muy temprano, hay mucho tiempo. Me he puesto de fecha límite julio, imagina si tengo tiempo para pensar», remataba sobre el mercado el jueves de Montmeló.

maverick vinales motogp catalunya 1

«Aún le falta. Cuando empiezas el viernes y que no tienes tres o cuatro décimas, dices 'Buf, este fin de semana va a ser difícil'. Todavía nos falta, pero vamos a llegar, hay que seguir trabajando», subrayaba sobre el nivel de Aprilia.

El domingo volvió a ser preguntado por ello, y volvió a dejar la puerta abierta sobre su continuidad en Aprilia: «No estoy confirmado ni tengo contrato. Es obvio que hay mucho interés en continuar porque estamos haciendo un trabajo muy bueno, pero miro el día de hoy, Le Mans y Jerez... Y hay que esperar, porque hay puertas abiertas. Tengo que esperar y decidir qué es lo mejor en términos de rendimiento. Yo quiero ganar y creo que tengo la habilidad para lucharlo, y tengo que ver cuál es la mejor opción. Qué es lo más completo, cuál es el paquete que me puede dar el máximo para explotar mi nivel. Eso es lo que realmente estoy buscando», aseguraba.

«Ha sido uno de los fines de semana con menos sensaciones»

Y es que el fin de semana de Viñales en Montmeló fue mucho más difícil de lo esperado, sobre todo en comparación a un 2023 en el que peleó por la victoria con Aleix Espargaró. Sin embargo, esta vez sólo Espargaró y Raúl Fernández (moto 2023) dejaron ver en las primeras posiciones con la Aprilia, mientras que Maverick tuvo muchos problemas en frenada y de confianza con el tren delantero. Acabó en una discretísima 12ª posición.

«Aparte de Aleix el sábado, no ha sido buen fin de semana para ninguna Aprilia. Era un fin de semana en el que esperábamos hacer primero, segundo y tercero, y ha sido difícil. Ha sido uno de los fines de semana con menos sensaciones», comentaba.

«En el warm up con el neumático blando delantero hemos conseguido tener potencia de frenada, pero en carrera ha bajado mucho el grip y ha desaparecido. Perdía todo en frenada. Probablemente nos falte ese poquito que en toda la carrera hace una gran diferencia. La qualy es muy importante con nuestra moto y hay que hacer una vuelta súper buena», añadía.

El de Roses tuvo un gran susto a mitad de carrera y estuvo a punto de tener un highside. Sus sensaciones no fueron buenas en ningún momento: «Si no me he caído ha sido... He hecho un highside enorme. Iba así todo el tiempo. La primera parte de carrera no he querido abusar con el neumático, porque mi baza estaba para el final. De hecho, he pillado a Oliveira e iba hacia delante, pero esperaba tener muchísimo más potencial. Viendo el año pasado y tal. Pero a veces es así y no hay que volverse loco. Le digo al equipo que estemos tranquilos, que en la siguiente puede haber una oportunidad».