Maverick Viñales llega segundo a Sachsenring, a cuatro puntos de Dovizioso

El segundo clasificado del Mundial de MotoGP 2017 afronta la novena cita de la temporada, en Sachsenring, con el objetivo de revertir la situación tras el abandono en Holanda. Viñales reconoce el error en Assen y comenta que el nuevo chasis no se adapta tan bien a su estilo de pilotaje.



Después de la caída en Assen, que supuso su segundo abandono del año y le hizo perder el liderato de MotoGP,  No será un fin de semana fácil para él ni para ninguno de los pilotos de MotoGP, ya que el reasfaltado del trazado alemán y las cuatro opciones delanteras y traseras que ha llevado Michelin allí intensificarán el plan del trabajo desde el viernes: «Hay muchas cosas para probar y muy poco tiempo», comenta Viñales al respecto.

El piloto del Movistar Yamaha se encuentra en la segunda posición del campeonato a cuatro puntos de Andrea Dovizioso, pero llega dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva: «Después de Assen estaba muy decepcionado con mi error, pero mirando bien la carrera y los tiempos sabíamos que éramos muy competitivos y eso es importante. Hacer un cero cuando estás luchando por intentar ir a por el primer grupo y por intentar ganar, puede pasar. Es un error que llevaremos todo el año, pero sabemos también que somos de los más fuertes y que podemos ganar carreras. Estoy contento por eso y motivado otra vez», ha dicho ante el micrófono de Movistar MotoGP.

NombreMaverick Viñales
Dorsal25
PaísEspaña
MotoYamaha YZR-M1 2017
Ver ficha completa

Pese al abandono en la última carrera, Viñales se muestra confiado ya que su nivel y el de la Yamaha ha sido alto en buena parte del campeonato: «Yo creo que es muy importante dar nuestro máximo. Estamos contentos, la moto está trabajando bien. El error de Assen aún no lo entendemos muy bien, pero está claro que cuando la moto funciona estamos delante para intentar ganar carreras».

Sobre las posibilidades de lluvia para este fin de semana, reconoce que en Assen descubrieron algunas claves y que aún ha de encontrar buenas sensaciones en estas condiciones, en las que generalmente sufre: «Entendimos un poco el camino y el pilotaje en agua. Vengo de dos temporadas en las que en agua me ha costado mucho, he perdido mucha confianza, así que poco a poco he de cogerla».

Por último, preguntado por el nuevo chasis que Yamaha estrenó en los test de Montmeló y que tan buenos resultados le dio a Valentino Rossi en Assen, Viñales comenta que esta evolución no se adapta de la misma forma a su estilo de pilotaje: «Seguramente no, no me funciona tan bien como a él porque tengo un estilo totalmente distinto, pero en carrera estaba ahí, estábamos haciendo el ritmo más rápido y vueltas rápidas. Realmente el chasis funciona y el estilo que tengas lo has de adaptar. Creo que la moto de inicio de temporada era más rígida y me permitía más agresivo, como es mi estilo. Sí que es verdad que esta moto tiene mucho potencial y veremos si podemos sacarle partido».