«Me pongo Jerez como la carrera en la que tengo que estar preparado»

Tras la progresión demostrada en Argentina, Viñales confirmó las buenas sensaciones con la Aprilia que ya empezó a tener en Mandalika. Se marca la cita de Jerez como el momento límite para empezar a luchar por objetivos más ambiciosos.


Maverick Viñales continúa en pleno proceso de adaptación con la Aprilia RS-GP, la moto que ahora mismo está en boca de todos después de la victoria de Aleix Espargaró en Argentina con la cual se aupó al liderato de la categoría reina.

El de Termas de Río Hondo también fue un fin de semana bastante positivo para Maverick Viñales, que dio un llamativo paso adelante respecto a los anteriores Grandes Premios. Asomó la cabeza en los libres (2º), realizó su mejor clasificación en parrilla con Aprilia (5º) y en la carrera rodó quinto hasta la última vuelta, en la que fue superado por Bagnaia y Binder para terminar séptimo.

El piloto de Rosas va ganando enteros con la Aprilia a medida que avanzan las carreras, pero evita las comparaciones con su compañero de equipo puesto que sus estilos de pilotaje son demasiado diferentes. Mientras que Aleix cuenta con una conducción más de la vieja escuela, con pocos movimientos encima de la moto y sin descolgar para nada el cuerpo, Maverick es uno de esos pilotos de la nueva hornada, que se descuelga mucho de la moto, de codo por el suelo y de jugar mucho con el cuerpo.

Así las cosas, es difícil comparar los datos entre uno y otro. Por ello le preguntamos a Maverick: «Siempre hay que cogerlo con pinzas, sobre todo la puesta a punto. Al final los datos, el paso por curva o la frenada puede ser muy similar, pero la manera de llevar la moto es muy distinta. Como siempre digo, estamos intentando encontrar nuestra base, nuestro 'setup'. Conduzco muy distinto a Aleix, lo que lleva él no me sirve, conduzco muy, muy diferente», comenta.

En Indonesia se empezó a fraguar su paso adelante: «El buen trabajo que hicimos en Mandalika es que encontramos una puesta a punto que me funcionaba bien y en Argentina era muy importante para validarlo, para ver que iba bien y que no era cosa de un entrenamiento en Mandalika. Fue bien todo el fin de semana, fue bien en la carrera, y eso ya nos da también señales de hacia dónde tenemos que ir y señales de que estamos a un buen nivel», respondía Maverick a MOTORBIKE MAGAZINE

Jerez, el límite para ser competitivo


Preguntado sobre si se ha puesto algún límite de carreras para afianzar esa base con la Aprilia y estar listo para luchar por objetivos más ambiciosos, Viñales confirma que sí, que tiene un Gran Premio marcado para ello: «Me he puesto Jerez como la carrera en la que tengo que estar preparado, sobre todo porque después de Jerez tenemos muchas carreras seguidas y tenemos que estar muy fuertes. Estará Jerez, Le Mans, Mugello, Montmeló, Assen... Todas las pistas que me gustan. Me he marcado Jerez para estar fuerte y aprovechar la energía que siempre que tengo en esos circuitos que se me dan muy bien».

La diferencia con su compañero en Argentina fue de 6.5 segundos al entrar en meta, mucho más baja que los 21 que hubo en Qatar, un indicativo de la progresión que está encontrando Maverick: «Pero es que en las tres primeras vueltas perdí tres segundos», añade el gerundense. «Creo que lo más importante ahora mismo es entender bien la moto, hacer una buena vuelta y salir delante. Eso es muy importante. Aun así con esta moto es recuperable, si sales en segunda o tercera línea se puede adelantar fácilmente, no es difícil. Tendremos que encontrar nuestras sensaciones, pero creo que en Jerez ya tendremos una buena base y comenzaremos a ser fuertes», incide.

 

Deja una respuesta

Volver a la home