Viñales se fija en Pedrosa y comienza a salir sin la ayuda de la electrónica

En Le Mans, Maverick Viñales comenzó a probar una nueva forma de llevar a cabo las salidas: sin electrónica o, lo que es lo mismo, sin usar el Launch Control. Dani Pedrosa le sirvió de inspiración días antes en Portimao.


Las salidas siguen siendo uno de los puntos débiles de Maverick Viñales y en los que el piloto gerundense continúa poniendo el foco. El piloto de Yamaha ya ha comentado por activa y por pasiva que la clave para poder luchar por las victorias con la M1 es arrancar en posiciones delanteras y hacer una buena salida, ya que se le antoja realmente complicado remontar con la Yamaha. Montmeló fue una prueba de ello: Maverick salió quinto, le pasaron bastantes pilotos antes de llegar a la primera curva y sus opciones de buen resultado se acabaron ahí. Quedó atrapado en mitad de pelotón y no pudo más que ser noveno, cediendo 18 puntos en la pelea por el Mundial respecto a Quartararo.

Además del déficit de potencia de las Yamaha, que puede ser un quebradero de cabeza en salidas en las que las primera curva está lejos de la parrilla, Viñales tampoco ha destacado en los últimos años por arrancar bien. Es por ello que sigue probando cambios en este sentido. El año pasado lo intentó modificando la configuración del embrague y en Le Mans lo probó de una forma nueva: saliendo sin electrónica. La prueba le dio buenos resultados en entrenamientos, pero en carrera todo cambió con el ruido simultáneo de todos los motores en parrilla, que dificultó que el de Rosas pudiese 'clavar' el rango de rpm: «Este fin de semana he probado una manera totalmente diferente de salir, sin usar la electrónica. En los entrenamientos funcionó muy bien, porque podía escuchar mi moto y hacer una salida precisa, pero en la parrilla era muy complicado salir sin electrónica, así que para las próximas carreras trataremos de hacerlo más rápido y mejor».

«He probado algo diferente para salir mejor, pero al final he hecho una salida peor, ya que no he sido capaz de reproducir en carrera lo que hice en entrenamientos. En los entrenamientos fue mucho más fácil, porque no tenía ningún ruido a mi alrededor, pero en la parrilla con todo el ruido es muy difícil salir sin electrónica. Necesito probarlo más veces, porque la práctica de salida que hice en entrenamientos fue muy rápida, pero necesito usarlo más veces para salir sin electrónica», dijo Viñales tras la carrera de Le Mans.

La diferencia entre salir con o sin electrónica radica, básicamente, en utilizar o no el Launch Control. Este sistema electrónico, utilizado por la totalidad de la parrilla, permite abrir el gas al 100% y que el piloto se centre básicamente en controlar el embrague para que la salida sea óptima, ya que la electrónica se combina para controlar las revoluciones por minuto y que la moto patine lo justo, y el anti-wheelie actúa como complemento perfecto para que la rueda no se levante más de la cuenta. Este sistema ha permitido que las salidas sean más monótonas y que los pilotos que antes marcaban las diferencias en este aspecto lo tengan más difícil ahora. Eso sí, no quiere decir ni mucho menos que todo lo haga la electrónica; es 'sólo' un complemento de gran ayuda para los pilotos, pero una mala salida sigue siendo posible si éste falla en el momento de apagado de semáforo o si el tacto con el embrague no es el adecuado.

Pero si hay alguien que de buenas salidas sabe bastante es Dani Pedrosa, uno de los pilotos que ha huido (y huye) de usar el Launch Control y que sigue utilizando su vasta habilidad para ese momento clave. Y ha sido el propio Pedrosa el que ha inspirado a que Viñales cambie su modo de proceder en las arrancadas, tal y como ha desvelado el propio Maverick este jueves. Al ver a Pedrosa en los test de Portimao, decidió adoptar su estilo en las arrancadas: «Lo probé porque no siempre funciona de la misma manera. Cuando estás en los entrenamientos llevas pocos litros de depósito, pero cuando vas a empezar la carrera lo haces con 20 litros. Las sensaciones son muy diferentes. Pero en Portimao vi a Pedrosa salir sin usar la electrónica y la salida pareció muy rápida. Así que empecé a probarlo y a probarlo; en los entrenamientos fue muy bien, mejor incluso que mis salidas normales. Pero en la carrera fue muy complicado, así que necesitamos practicar muchas veces para ser competitivos. Lo seguiré intentando, continuaré por mi camino para intentar ser más competitivo en las próximas salidas».

«Al final es un mecanismo, tienes que encontrar el punto a ese mecanismo y puedes hacer muy buenas salidas», añade Viñales, que quiere seguir probando esta forma de arrancar para acabar adaptándose a ella y para no tener el mismo problema que en Le Mans cuando estaba rodeado de motos en parrilla.

Viñales asegura que esta forma de arrancar es complementaria al dispositivo de salida que ya utilizan prácticamente todas las MotoGP, el famoso holeshot que baja el tren trasero en las salidas para ganar tracción. «Uso el holeshot. Lo único que no uso es el Launch Control», apostilla Viñales al respecto. Así pues, Dani Pedrosa ha servido de inspiración para el gerundense, que quiere seguir limando décimas al crono y que continúa hipotecando buena parte de sus opciones a las salidas y al inicio de carrera. Cada detalle cuenta en MotoGP, y más en un año como este...

Deja una respuesta

Volver a la home