Viñales, impotente por no poder remontar tras una mala salida

Maverick Viñales explicaba sus sensaciones tras una decepcionante novena posición en Montmeló. El piloto de Yamaha achaca todo a una mala salida y a las claras complicaciones que tiene para adelantar con la Yamaha: «Yo tampoco entiendo lo de la salida. Cuando he puesto tercera y cuarta he empezado a ver motos que me pasaban por todas partes».


Nueva decepción para Maverick Viñales en el Mundial de MotoGP 2020. El piloto de Yamaha llegaba con la moral por las nubes tras su victoria del fin de semana pasado en Misano, pero Montmeló le ha devuelto a la realidad tras otra carrera para olvidar. El gerundense salía quinto, pero nada más empezar a empalmar marchas ha visto cómo le pasaban pilotos por todas partes. Ha pasado por meta 15º en la primera vuelta y no ha sido capaz de remontar apenas, salvo un par de adelantamientos. Ha acabado noveno, aprovechando varias caídas que se han producido por delante de él, un resultado que le deja tercero del campeonato a 18 puntos de Quartararo, cuando llegaba a Montmeló a sólo un punto del liderato.

Después de la carrera, Viñales ha atendido a los medios para explicar qué ha ocurrido, en una comparecencia que se ha extendido más de lo que suele ser habitual en el piloto del Monster Energy Yamaha. Maverick asegura que el problema ha sido no salir desde primera fila, que bastantes pilotos le han pasado en cuarta y quinta velocidad en la salida y que con la M1 es prácticamente imposible adelantar. Asegura que ha estado 16 vueltas detrás de Aleix Espargaró y Cal Crutchlow sin poder superarlos hasta que a éstos les ha caído el neumático. «Ha sido muy frustrante, porque he estado 16 vueltas detrás de ellos y era imposible adelantarlos, no podía. La única vez que he adelantado ha sido en la curva 5 y por fuera, una maniobra loca en la que me he arriesgado mucho. Después, cuando he rodado solo he hecho buenos tiempos», decía Viñales.

NombreMaverick Viñales
Dorsal12
PaísEspaña
Ver ficha completa

El catalán afirma que él tampoco sabe por qué ha perdido tantas posiciones en la salida: «Yo tampoco lo entiendo, ni mucho menos, pero al final de recta me he visto en un embudo y no me lo podía creer. Cuando he puesto tercera y cuarta he empezado a ver motos que me pasaban por todas partes. Mir me ha pasado como un avión, Zarco igual, Petrucci también... Al final eso te frustra, porque tampoco puedo ganar la posición al de delante frenando, porque está súper lejos. Me he enzarzado con muchos pilotos en las primeras curvas y ahí mi carrera se ha ido al traste. En cuanto a ritmo estaba ahí para estar delante y para llegar con opciones a final de carrera. He hecho todo igual que el fin de semana pasado y no lo entiendo; es difícil digerir esto».

«Cuando vienes de ganar y de sentirte tan bien, esto de hoy es un jarro de agua congelada. Es complicado mantener la motivación y la velocidad cuando ves que por más que te esfuerzas, siempre sucede lo mismo. Es el mismo problema, la salida», añadía Viñales. «En cuanto fallas en clasificación tu carrera se ha acabado. Es difícil saber que por hacer quinto en una Q2 se acaba tu carrera», exponía.

Sobre la posibilidad de hacer modificaciones en la relación de marchas para evitar este problema, aunque luego sea contraproducente para carrera, Viñales decía que «la moto no da para más, en quinta y sexta no corre nada comparado con las demás. Cuando voy solo es una historia completamente diferente, porque puedo frenar muy tarde, entro en la curva y puedo hacer el tiempo. Pero en cuanto voy con gente, al llegar ellos más rápidos a las curvas frenan antes, así que tú también tienes que frenar antes para no llevártelos puestos. Entonces tengo que frenar antes, paro la moto en medio de la curva y tengo que acelerar a tope, pero con esta moto cuando aceleras bruscamente no va hacia delante. Cuando vas solo va bien, pero en cuanto estás con gente es imposible, y además destrozas los neumáticos».

Tras haber cambiado su método de trabajo con grandes resultados en Misano, centrándose en trabajar de cara a la carrera, Viñales tiene claro que va a centrarse a partir de ahora en los sábados: «En el equipo me dicen que está todo bien, pero no lo está, porque pasa todo el mundo en la recta. No hay otra explicación, estamos sufriendo en eso este año. El siguiente objetivo es salir primero y llegar primero a la primera curva, no hay otro objetivo. Me voy a preparar para acabar primero en la Q2. Hay otras veces que te preparas para carrera y en Misano salió bien, porque al final ya habíamos rodado mucho, teníamos clara la puesta a punto y sabía que podía hacer una vuelta rápida. Pero en Montmeló no habíamos rodado antes, nos hemos centrado en buscar la puesta a punto para carrera, y cuando puse los neumáticos para la Q2, evidentemente la moto va muy diferente y no pude ser fuerte. Así que se ha acabado, voy a intentar salir primero en cada carrera y después que pase lo que tenga que pasar», zanjaba el piloto español, visiblemente molesto.

Deja un comentario

Volver a la home