Maverick Viñales apuesta por un duelo con Márquez en MotoGP 2017

El gran protagonista de la pretemporada, Maverick Viñales, asume que la temporada 2017 puede convertirse en un duelo por el título con Marc Márquez. «Por ahora pinta que puede ser una guerra entre Marc y yo», comenta el flamante fichaje del Movistar Yamaha.



Maverick Viñales está a punto de arrancar oficialmente su andadura en Yamaha, un fichaje que despertó mucha expectación desde que se formalizó allá por el mes de mayo y que ha multiplicado el interés después de ver el rendimiento que ha alcanzado el gerundense en esta pretemporada, en la que ha liderado los tres test en los que ha tomado parte con la Yamaha M1. La adaptación a ella ha sido realmente rápida y Maverick confirma que se encuentra muy cómodo en una interesante entrevista con RAC1: «Cada día siento la moto un poco mejor, la siento más mía, que puedo pilotarla sobre todo más tranquilo. Creo que día a día mejoro muy rápido. Todos los test han ido muy bien, nos falta un poco de ritmo a final de carrera, pero creo que lo tendremos. Estamos trabajando como toca, paso a paso, sin dar pasos demasiado grandes, pero los que hacemos los hacemos con certeza».

Pese a la facilidad para adaptarse a la moto, Viñales reconoce que a la hora de forzar con ella la situación varía un poco: «Al principio es una moto fácil, pero pasar al límite es complicado. Con la Suzuki sentía el límite, pero con la M1 no. Va sobre raíles y realmente no sabes si vas al 100%, al 110% o al 90%. Es difícil saberlo. Creo que encontrar el límite es lo más complicado con una Yamaha. Los tiempos llegan relativamente fácil, pero hacer los tiempos que estoy haciendo ahora es lo complicado. Llevar la moto al 100% es difícil, porque cuando te vuelves un poco agresivo la moto no lo acepta, así que has de concienciarte y ser suave en la pista», comenta. Este hecho podría convertirse en un handicap a la hora de realizar adelantamientos, pero Viñales asegura que aún pueden mejorar en esa faceta: «Más que problemática es difícil, tienes que pensar diferente. Tienes que pensar en adelantar acelerando y no en la última parte de la frenada. Es algo en lo que estamos trabajando, porque tenemos que estar preparado para pelear en las últimas vueltas, así que en Qatar tenemos trabajo».

El transcurso de la pretemporada señala a Maverick como un firme candidato al título y quizá como el mayor rival de Marc Márquez. El de Yamaha tiene claro que será así: «Creo que habrá una gran rivalidad. Por el momento somos los pilotos más fuertes de la pretemporada, y por ahora pinta que puede ser una guerra entre Marc y yo. Será divertido, Marc es un rival muy duro de batir», apunta. Sobre esta idea añade la dificultad de pelear en un cuerpo a cuerpo con el vigente campeón de MotoGP: «Por lo que he podido ver hasta ahora tendré que dejar los frenos en muchas ocasiones y entrar al máximo a la curva porque él también es un piloto muy agresivo y será muy difícil». No pretende amilanarse en las luchas de las últimas vueltas: «Para mí es importante que mis rivales sientan que soy un rival peligroso».